Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2018

Criterios LAJS de Primera Instancia de Valencia sobre la aplicación de la normativa de protección de datos

En reunión de UNIFICACIÓN DE CRITERIOS celebrada el día 16 de julio de 2018 los Letrados de la Administración de Justicia de los Juzgados de Primera Instancia de Valencia acordaron las medidas que deben adoptarse en aplicación de la legislación de protección de datos: 
1. No se facilitará información telefónica sobre el estado o situación de ningún proceso, dada la imposibilidad de identificar al interlocutor. 
2. No se facilitará al Gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ninguna resolución que se dicte en los Juzgados de Primera Instancia, hasta tanto no se adopten las medidas de seguridad que garanticen el cumplimiento de lo dispuesto en los arts. 235 bis y 236 quinquies LOPJ. 
3. El acceso al proceso de las «partes» por sí o por medio del profesional que les dirija o represente podrá facilitarse, previa acreditación de dicha condición, sin que sea preciso el dictado de ninguna resolución. 
 iii. La Ley no permite «fotografiar» el procedimiento y…

Del recurso de revisión contra todos los Decretos de los LAJ y la tortilla de patata deconstruida.

El día 10 de junio de 2016 publique un comentario sobre la auto cuestión de inconstitucionalidad que el Tribunal Constitucional, resolvió tres años después de auto plantearse la necesidad de articular algún sistema para revisar todas las resoluciones de los Letrados de la Administración de Justicia, para evitar, ya saben ese limbo jurídico o espacio de inmunidad jurisdiccional incompatible con el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva y la reserva de jurisdicción a los Jueces y Tribunales integrantes del poder judicial. 
Pues bien ahora que también se ha caído el art. 188.1 LJS en la histórica y velocísima Sentencia del Tribunal Constitucional 72/2018, de 21 de junio (ECLI:ES:TC:2018:72) y, escribo velocísima porque en abril de este año se produjo el auto planteamiento de la auto cuestión de inconstitucionalidad resuelta tres meses después, nos queda el civil y su recurso de reposición del art. 454.1 Bis LEC. Que no creo que aguante mucho, porque según párrafo que transcri…

Eres una sinvergüenza y una mentirosa.

Ahora que corren tiempos en los que cualquiera puede ser juez, porque la lógica, solo la lógica, justifica que el Estado de Derecho salga por la ventana y, en los que la llamada – propia de la selva- a que los Jueces del Poder Judicial perciban el sentir de la sociedad, quedamos a un paso de los Ronald Freisler de turno y de sus Tribunales Populares; instituciones de las que por cierto hay noticia en la historia de España, pero que hoy no nos ocupa, sorprende (solo a quien llegue tarde a ver la película) lo del sentir y las libertades, solo las libertades, que parecen no tener ningún contrapeso en forma de obligación. 
Y leemos en la SAP GRANADA 322/2017, Sección 2ª, 13 de junio de 2017 (ROJ SAP GR 704/2017):
Queda probado, y así se declara, que en la mañana del día 24 de noviembre de 2.015 la acusada Penélope acudió a la sede de la oficina judicial del Juzgado de Primera Instancia ………, y una vez en su interior entró en el despacho de la Sra. Letrada de la Administración de Justicia, …

La cancioncilla de la ineficaz ejecución pública (o de la invisibilidad de los LAJS) (i)

Cuando el monitorio era cualquier cosa menos un monitorio y tenía toda clase de trabas legales (en realidad doctrinales, impuestas por personal ajeno a la obra y cercano a los campus universitarios) nadie podía imaginar que en la actualidad un altísimo porcentaje de reclamaciones de cantidad acudan a esa vía procesal y, cuando hablo de porcentaje no toco de oídas, sino de palotes, los de la estadística que reclama el Consejo General del Poder Judicial aunque no sepa bien para qué y, así el número de monitorios en un trimestre supera a todas las demás reclamaciones (juntas) que padecemos en el Juzgado, incluyendo los exhortos, que han sido seis y un título ejecutivo europeo. 
Si a ese hecho se añade que personal administrativo se encarga de dar trámite a tales reclamaciones y que se agotan en un par de resoluciones, pasando a ejecución, lógico parece que cuando se canturrea la cancioncilla de la presunta ineficacia de la ejecución (pública) de esa orden de pago (el decreto que pone fin …