Ir al contenido principal

Y ¿para qué hay convocar elecciones al Consejo del Secretariado?


Hace muchos, muchísimos, años, cuando uno tenía confianza en las reglas del juego, asistí a una reunión en Madrid con otros compañeros de la entonces tercera categoría con altos cargos del Ministerio de Justicia. A la salida, se nos recriminó por compañeros de la segunda categoría que habían acudido allí llamados por no se quién, que no sabíamos tratar de estas cuestiones (exactamente las mismas que nos hunden veinte años después) y que habíamos estado muy agresivos. No hubo heridos, ni muertos, así que no sé de dónde sacaron la agresividad del gesto o, quizá de la palabra. 

Hoy, no solo estamos peor que entonces, sino que se nos ha vendido la idea que podemos expresar nuestra conformidad o disconformidad cada cuatro años en unas elecciones y mientras tanto, nos tragamos las Disposiciones Adicionales que toque en las sucesivas leyes que se aprueban por no sé quién y se redactan por quién sabe dónde. De hecho, nuestro Sindicato, que primero tiró para Venezuela, luego contra el corporativismo de la Carrera y ahora por el diálogo con los golpistas de Cataluña, está siempre a favor de que lo hagamos todo gratis por el servicio público. Faltaría. 

Y cuidado porque el asunto ha sido muy contagioso y el mérito y la capacidad ya no se declinan de ninguna forma en España y si tienen un rato y se leen los Diarios de Sesiones del Congreso de los Diputados encontraran la explicación de tanto aeropuerto abandonado, de tanta ley incomprensible y de tanta necesidad inexistente, porque las reales, las de la gente de la calle, las nuestras, ni las entienden, ni saben cómo resolverlas y es que la lista cerrada da para lo que da y no debe ser fácil leer más de un libro al año cuando estas en otros menesteres. 

Así que ni entiendo qué es ahora lo que pinta el Consejo del Secretariado, ni porque existe en la actualidad, ni la razón por la que hay que dar una apariencia de legalidad a unos nombramientos que todos sabemos cómo, cuándo y dónde se producen y, dado que tampoco sé, aunque en realidad no me importe, si ese órgano tiene otras competencias o facultades, me da que me voy a perder tan interesantísima cita electoral. 

Creo que va siendo hora de dejar solos a los que quieren ir solos y de no hacer de coro a un solista, que bien poco le interesa las condiciones en las que canta el coro.

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.

Entradas populares de este blog

El embargo de las cuentas bancarias en las que se ingresa el sueldo o pensión.

Uno de los supuestos más frecuentes en la práctica es el embargo de cuentas corrientes en las que se ingresa únicamente al ejecutado el sueldo o la pensión de la Seguridad Social, planteándose el problema de si estamos embargando el sueldo o por el contrario de si se trata de un saldo cualquiera más del ejecutado, «y dado que no existe una previsión legal de resolución del problema —en este sentido el Auto de la AP de Zaragoza de fecha 6 de octubre de 2003— “la solución al mismo será la de atender a la finalidad teleológica que inspiran aquellos supuestos de excepción al embargo, es decir, la protección de la subsistencia del ejecutado o su familia”, y en este examen, adquiere relevancia el tiempo al que corresponda la mensualidad ingresada en relación a la orden de retención de los saldos, y en relación a las cuantías mínimas a las que se refiere el art. 607 LEC» (Auto AP Lérida, Sección 2.ª, de 2 de septiembre de 2004, ROJ: AAP L 407/2004). 
 Y añade: En consecuencia debe prevalecer e…

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

Dice el artículo 454.bis 2. LEC que
 “El recurso de revisión deberá interponerse en el plazo de cinco días mediante escrito en el que deberá citarse la infracción en que la resolución hubiera incurrido. Cumplidos los anteriores requisitos, el Secretario judicial, mediante diligencia de ordenación, admitirá el recurso concediendo a las demás partes personadas un plazo común de cinco días para impugnarlo, si lo estiman conveniente. Si no se cumplieran los requisitos de admisibilidad del recurso, el Tribunal lo inadmitirá mediante providencia. Transcurrido el plazo para impugnación, hayanse presentado o no escritos, el Tribunal resolverá sin más trámites, mediante auto, en un plazo de cinco días. Contra las resoluciones sobre admisión o inadmisión no cabrá recurso alguno. Mandato que se completa con la exigencia delartículo 448.1 LEC y así, la resolución del Secretario Judicial deberá afectar desfavorablemente al recurrente. 
El artículo 454.bis 2 LEC no autoriza una corrección generalizada de…

El derecho de los ocupantes a permanecer en el inmueble.

Los arts. 661 y 675 LEC tratan de solventar el problema de la ocupación por terceras personas de los bienes inmuebles embargados o, hipotecados, quienes sin haber tenido noticia, ni intervención en el proceso de ejecución, deban hacer frente a la privación de la posesión, pese a ostentar un título que eventualmente pudiera subsistir después de la pérdida del dominio por el ejecutado. Ese conflicto entre los derechos del ejecutante y del ocupante fue resuelto por la doctrina tradicional en el sentido de que la ejecución purgaba no sólo el arrendamiento, sino cualquier situación posesoria, pero a raíz de diferentes pronunciamientos del Tribunal Constitucional con relación, en su mayor parte, al derogado procedimiento judicial sumario del art. 131 LH (por todas STC 6/1992 de 16 de enero, 21/1995 y 158/1997 de 2 de octubre), se llegó a la conclusión de que los órganos judiciales deberían examinar cada caso para apreciar, según las circunstancias, si la situación posesoria debía subsistir.…