Transparencia en la formación continúa del CEJ


Como sabéis todos – me refiero, aclaro, a los compañeros en esto de trabajar como Letrados de la Administración de Justicia- el Centro de Estudios Jurídicos del Ministerio de Justicia realiza encuestas a los alumnos sobre sus actividades formativas y en esta ocasión y previo permiso de los afectados, publico las correspondientes al “Taller Práctico en materia Civil (2ª edición)” que se celebró en Madrid los días 11 y 12 de julio de 2017. Pueden acceder al documento pinchando aquí o, lo encontraran al final del comentario, lo que prefieran. 

Varias son las razones que justifican esta publicación aunque me centraré en dos. En primer lugar, el orgullo que ha supuesto para los cuatro ponentes las calificaciones y en este punto escribo por todos para dar las gracias, pues sin la participación de los asistentes es imposible sacar adelante ninguna clase de formación ya que, ocioso es decirlo, todos tenemos algo que aportar y, más cuando las ocasiones de compartir experiencias y métodos de trabajo son muy escasas. 

En segundo lugar, entiendo que la publicación de estas encuestas beneficiaria la formación y alejaría sospechas, si las hay, sobre la participación de alumnos y de ponentes. Más aún, garantizaría el esfuerzo de unos y de otros, facilitaría criterios objetivos en cualquier particular de la formación y permitiría subsanar deficiencias, errores o vacíos y esto lo afirmo sin ninguna salvedad: el examen, la competencia y la crítica no perjudican ninguna actividad dedicada al conocimiento de una materia y, como bien sabemos en Derecho todo es opinable, la cuestión reside en cómo se fundamenta y explica una tesis o la contraria.

Comentarios

  1. Felicidades Farnesios por seguir dejando huella

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.

Entradas populares de este blog

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

El embargo de las cuentas bancarias en las que se ingresa el sueldo o pensión.

El derecho de los ocupantes a permanecer en el inmueble.