Y si los consumidores no aparecen, habrá que buscarlos.


Imagen de un panfleto depositado en el buzón de quien redacta está mañana y, que guardaba turno con la factura de telefónica y una carta de la aseguradora del Santander. Les pido disculpas por el inadecuado empleo del tipex, pero la Ley de protección de datos me ha obligado a uso excesivo del  que ha terminado produciendo la especie de gotelé que impregna el papel.  

Y sin comentarios. Quiero decir que en esta ocasión que cada lector saque sus conclusiones, porque nadie sabe realmente lo que hay en la cara oscura de la luna.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.