10 junio 2016

Revisión o no revisión, frente a todas las resoluciones que dicten los LAJ, esa es la cuestión.


Esta semana, o la pasada, se publicó otra reflexión doctrinal sobre la auto cuestión de inconstitucionalidad que el Tribunal Constitucional, resolvió tres años después de auto plantearse la necesidad de articular algún sistema para revisar todas las resoluciones de los Letrados de la Administración de Justicia. 

La cosa por lo visto debe ser importantísima y voces más autorizadas que la mía, faltaría, proclaman la obligatoriedad de expandir, que no de extender, la revisión judicial a cualquier cosa que firme el arriba firmante; valga la singular redundancia. ¿Y qué hacer ante tal dilema? Perdonen un momento, que se ha vuelto a caer parte del archivo cartonero que inunda desbordado las instalaciones y, me indica la Auxilio – antes Agente- que han parado de llevarse papeles en el Instancia 18 porque abajo, en el archivo, no hay sitio para ninguna grapa más. ¿La junta de expurgo? Bien, gracias por preguntar, cumpliendo años como los demás. Dele recuerdos. 

Repito la pregunta: ¿qué hacer ante tal dilema planteado por el Tribunal Constitucional? Vaya, ruego me disculpen. Llaman del Decanato para que se bajen tres asuntos de BANKIA y se recojan cuatro sentencias. Lo de BANKIA ya es apasionante: este trimestre hay siete magistrados poniendo sentencias, se celebran juicios y audiencias previas de dos minutos en la Sala de vistas del Juzgado y en las de los otros diecisiete de la instancia y, está prohibida la palabra allanamiento por algunas diligencias penales que se tramitan en la Audiencia Nacional, con lo que hay estar interpretando lo que no se quiere decir y parece adivinarse. Que haya siete magistrados y un único Letrado de refuerzo (que hubo que nombrar a la fuerza ahorcan de la firma electrónica y de la imposible ubicuidad de los titulares de las mismas) es la respuesta a las posturas de la jerarquía en uno y otro cuerpo y, es evidente que cuando uno se pone de perfil durante mucho tiempo acaba invisible. 

Bueno, a ver si puedo responder al interesantísimo debate doctrinal originado por el Tribunal Constitucional. Y me temo que no. Urgentísimo requerimiento para que informe sobre la falta de cumplimentación de los boletines del INE, porque no coinciden los datos de los desahucios de la estadística a palotes del Consejo General del Poder Judicial con los del instituto estadístico nacional. Lógico, la aplicación del INE no permite registrar todas las resoluciones que dicta el Juzgado y así es imposible que dos más dos sean igual a cuatro: ¿hace falta decirlo? Parece que sí. Rectifico – ya me extrañaba- cuando quieren un dato paloteado o que te lo saques de la manga, recibes una educadísima (sic) petición que se encabeza con buenos días (sic y sic) y termina con muchas gracias (sic y sic) y reciba un cordial saludo (sic, sic, sic y sic). Así que no hay que informar nada, de momento.

¿Y el dilema? ¿qué dilema? Todavía estamos rehaciendo modelos de los inventos legislativos con dinamita del año pasado; sobre los desahucios corremos una pancarta (era un velo, pero se queda cortísimo) y los concursos siguen progresando adecuadamente hacia el precipicio. Ahora, que si quieren comenzar el modelito por el pie poniéndole un recurso de revisión y luego redactar lo demás, están en su perfecto derecho; no sería la primera casa que en esta administración se construye por el tejado, ni será la última y así nos va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.