06 octubre 2015

Hasta que le toca a mamá un DESAHUCIO es un LANZAMIENTO, una MANZANA una PERA y un CAMIÓN un TRICICLO.


Perdimos la batalla del lenguaje y ganada esa refriega por la prensa objetiva (faltaría), imparcial (otra vez faltaría) e independiente (tercer faltaría) no había forma de convencer al mando en plaza en forma de Alcalde, Concejal, Consejero Autonómico y miedo da, futuro Ministro, que un DESAHUCIO no es un LANZAMIENTO, ni una MANZANA una PERA, ni un CAMIÓN un TRICICLO

Si no ando mal de memoria comenzó la campaña de la confusión en una televisión de logotipo verde, obsesión con la derecha y que sirvió de plataforma a Coleta Morada; siguió con los opinadores de la cosa (ya saben, un día toca Siria y al siguiente la bajada del IVA en la depilación al vapor) que en legión y en todas las televisiones meditaban a gritos sobre la maldad de los bancos que, salvados con el dinero público, “HACIAN DESAHUCIOS”. 

Y dejando al margen que ninguna televisión o grupo mediático se ha salvado con dinero público (cuarto faltaría) la tercera ola de la ignorancia arrastró lo poco que quedaba de prudencia y con conexiones en directo, los gritos de los opinadores se mezclaron con los de los desahuciados, mientras algunos extras en el lugar trataban de arrearle a los Policías Nacionales presentes en el lugar del crimen. 

Nadie tuvo a bien explicar a opinadores, periodistas objetivos y futuros candidatos a sillón (estos deberían saberlo) que el LANZAMIENTO se ordena en la EJECUCIÓN HIPOTECARIA -la de los bancos malos, por si alguno de los citados lee estas líneas-, mientras que el DESAHUCIO se ordena en el DESAHUCIO (valga la redundancia) para que el propietario (que no es un banco) recupere la posesión de su vivienda. Hay una segunda diferencia: muchas familias dependen de ese ALQUILER para pagar una hipoteca, completar ingresos o irse de cervezas, si les place. 

Pero ahora estamos en la cuarta ola. Ganadas las últimas elecciones por los perdedores en votos e insistiendo en la idea que un CAMIÓN es un TRICICLO, las Policías Locales han recibido órdenes de no auxiliar a las Comisiones Judiciales en los DESAHUCIOS (lo del auxilio léanlo en el sentido de evitar agresiones) e incluso ya se ha dado el caso de funcionarios de los Ayuntamientos “informando” a los Judiciales sobre las “posibilidades alternativas” al cumplimiento de la Ley; y estas últimas líneas entiéndalas como quieran y el peor sentido posible. 

¿La quinta ola? Cuando le afecte a la mamá del que da las órdenes y la mamá comenté un día en una comida familiar que la tía Luisa no puede recuperar su casa desde hace medio año, pero que el Ayuntamiento le ha girado el recibo del IBI, el del IBA, el de LUCES y FESTEJOS varios y del FONDO DE SOLIDARIDAD para las torceduras de tobillos en las manifestaciones. Entonces y solo entonces es posible que el CAMIÓN no sea un TRICICLO y que el DESAHUCIO deje de confundirse con el LANZAMIENTO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.