08 noviembre 2014

La subsanación en la práctica de la tasación de costas.


Presentada la solicitud de tasación de costas, las minutas y los justificantes, el Secretario Judicial puede entender que alguna de aquellas es incorrecta o aprecia, por ejemplo, la ausencia de una factura que sin embargo, se reclama por el actor. ¿Cabría una subsanación previa a la práctica de la tasación de costas? En el primer caso, la respuesta es negativa. Las normas que regulan la práctica de la tasación no permiten ninguna subsanación, porque aquí no hay un defecto en un acto procesal de la parte (art. 231 LEC), sino unas minutas que deberán atenerse a las exigencias legales (art. 243.2 LEC), sujetas a un primer control del Secretario Judicial – en lo que la ley establece- y a una posterior impugnación de la parte contraria. La subsanación persigue que el acto procesal no sea defectuoso y eso nada tiene que ver con la exclusión de partidas en una minuta, pues la tasación se habrá practicado a instancia de la parte (acto procesal valido y eficaz) y, en otro caso, no creo que deba anticiparse el momento en el que el Secretario Judicial se pronuncie sobre la minuta. 

Y esto es lo que viene a decir la SAP VALENCIA, 361/2009, Sección 6ª, 19 de junio de 2009 (Roj: SAP V 2740/2009). Aunque la práctica de la tasación no es una labor mecánica, en cuanto no debe incluir en ella sin más las minutas presentadas y por el contrario incluye una labor de estudio de la legalidad de las partidas minutadas, lo cierto es que no existe previsión legal para la práctica del requerimiento de aportación de nueva minuta. En esa labor de estudio de legalidad, el Secretario Judicial podrá conforme a lo dispuesto en el art. 243.2 LEC excluir de la tasación "los derechos correspondientes a escritos y actuaciones que sean inútiles, superfluas o no autorizadas por la ley", como también "las partidas de las minutas que no se expresen detalladamente o que se refieran a honorarios que no se hayan devengado en el pleito" y también podrá aplicar la reducción del art. 394.3 LEC. Dicho esto, una vez efectuada la pertinente solicitud el Secretario Judicial debe practicar la tasación, sin perjuicio de que pueda excluir o reducir las minutas en los términos expuestos, o, en su caso, acomodar las minutas de los profesionales sujetos a arancel a lo establecido en éstos, pero en modo alguno puede con carácter previo a la práctica de la tasación requerir a los profesionales para que ajusten sus minutas a la cuantía del proceso, pues no se contempla en ningún precepto tal posibilidad. 

En definitiva, las normas procesales son las que marcan el cauce a través del cual debe desarrollarse y desenvolverse el proceso y hay que atender, por lo tanto, a lo que dispone en cada caso la ley y en relación con la tasación de costas, el art. 243 LEC es rotundo y tajante: el juez queda al margen de dichas actuaciones; y, en consecuencia, no puede intervenir en la práctica de la tasación, correspondiendo al Secretario judicial la misma función de vigilar por la legalidad de las actuaciones procesales, debiendo ejercerlas conforme a lo que resulta de los artículos que regulan la tasación (AAP BARCELONA, 161/2010, Sección 4ª, 9 de septiembre de 2010, Roj: AAP B 4240/2010). 

Hay una segunda subsanación que examinar ya apuntada antes. No veo obstáculo legal para que la parte pueda completar, mediante requerimiento del Juzgado, la documental que haya adjuntado con la petición de tasación de costas, si reclama algún concepto y no presenta la factura correspondiente. La única razón que justifica esta respuesta es la posibilidad de evitarnos una petición de aclaración posterior o incluso una impugnación de la tasación de costas y, siendo cierto que el art. 244.2 LEC establece que una vez acordado el traslado de la tasación no se admitirá la inclusión o adición de partida alguna, reservando al interesado su derecho para reclamarla de quien y como corresponda, no lo es menos que este requerimiento entra dentro de la función jurídico-contable que realiza el Secretario judicial. A pocos escapa que para reclamar el reembolso de la factura del perito o la del Registro de la Propiedad, habrá que presentarla en el Juzgado. 

Otra cosa es que la omisión de la parte – y la falta de requerimiento- impida la práctica de la tasación de costas. Presentadas o aportadas al tribunal las minutas de honorarios, notas de derechos o cuentas de gastos, resulta indiferente, a los efectos de la práctica de la tasación de costas, la presentación de los oportunos justificantes de pago; pues ello no será óbice para la realización del trámite procesal de tasación. 

Pero en cualquier caso deberá haberse incluido en la minuta el gasto realizado y se dice esto porque toda partida presupone, en principio, la existencia de un crédito y este crédito no se extingue por no haberse solicitado la inclusión en la tasación de costas, pudiendo ser reclamado como un crédito ordinario de quien y como corresponda (lo único que se pierde es la posibilidad de incluirlo en la tasación de costas y su inmediata exacción por el procedimiento de apremio) (SAP MADRID, 147/2011, Sección 21ª, 16 de marzo de 2011, Roj: SAP M 3587/2011).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.