La cuantía del asunto no se discute en la tasación de costas para impugnar honorarios.


Sorprende que pese a los años transcurridos desde la entrada en vigor de la LEC y las audiencias previas en las que se discute la cuantía del pleito, nos encontremos con que llegada la tasación de costas aparezca como autor invitado los honorarios orientativos del Colegio de Abogados, que no fue llamado al pleito y que no tiene ningún interés en su resolución por una omisión del Código Civil y que resumo: no es fuente del derecho. 

La cosa no tendría mayor importancia si no fuera porque un alto porcentaje de las impugnaciones de las tasaciones de costas se fundan en que la cuantía del asunto es esta o aquella, según la Disposición no sé cuál del Baremo orientativo o, peor aún, que sumadas las minutas de los dos letrados de las partes contrarias, aplicando la Disposición no sé cuál y dividiendo el resultado por dos, las dos minutas serían excesivas. 

Sucede, por una parte, que las normas orientativas de los Colegios de Abogados no vinculan a los órganos judiciales y en modo alguno sirven para contradecir la aplicación de la Ley de Enjuiciamiento Civil (entre otros ATS, Sala 1ª, Sección 1ª, 15 de julio del 2011(ROJ: ATS 7386/2011) ATS, Sala 1ª, Sección 1ª, 12 de julio del 2011(ROJ: ATS 7824/2011) y ATS, Sala 1ª, Sección 1ª, 12 de julio del 2011(ROJ: ATS 7396/2011). ATS, Sala 1ª, Sección 1ª, 21 de junio del 2011 (ROJ: ATS 6884/2011) ATS, Sala 1ª, Sección 1ª, 7 de septiembre de 2010 (ROJ: ATS 10639/2010) y STS, 876/2008, Sección 1ª, 26 de septiembre del 2008 (ROJ: STS 4778/2008) y por otra, que la ley prevé un trámite de admisión en el art. 245 LEC que incluye el examen de esta clase de impugnaciones y que en modo alguno puede incluirse en el art. 246.1 LEC

El problema es que el asunto está llegando al extremo que en la impugnación se pide el examen del baremo orientativo con arreglo a la cuantía del proceso que el impugnante ha tenido a bien fijar y, ni que decir tiene, el Informe del Colegio de abogados, hábilmente sea dicho, elude el asuntillo de la cuantía y entra en el del baremo, concluyendo lo que tiene oportuno, resultado que tampoco tiene mayor valor vista la doctrina del Tribunal Supremo de los años 2013 y 2014. 

Digo esto porque en el ATS, Sección 1 del 25 de febrero de 2014 (ROJ:ATS 1762/2014) se lee lo siguiente:
cita:

Como ya se ha pronunciado esta Sala en otras ocasiones (Autos de 8 de enero de 2008 , 19 de mayo y 16 de junio de 2009, entre otros) no se trata de predeterminar, fijar o decidir cuales deben ser los honorarios del letrado de la parte favorecida por la condena en costas, ya que el trabajo de éste se remunera por la parte a quien defiende y con quien le vincula una relación de arrendamiento de servicios, libremente estipulada por las partes contratantes, sino de determinar la carga que debe soportar el condenado en costas respecto de los honorarios del letrado minutante, pues aunque la condena en costas va dirigida a resarcir al vencedor de los gastos originados directa e inmediatamente en el pleito entre los que se incluyen los honorarios del letrado, la minuta incluida en la tasación debe ser una media ponderada y razonable dentro de los parámetros de la profesión, no solo calculada de acuerdo a criterios de cuantía, sino además adecuada a las circunstancias concurrentes en el pleito, el grado de complejidad del asunto, la fase del proceso en que nos encontramos, los motivos del recurso, la extensión y desarrollo del escrito de alegaciones del mismo, la intervención de otros profesionales en la misma posición procesal y las minutas por ellos presentadas a efectos de su inclusión en la tasación de costas, sin que, para la fijación de esa media razonable que debe incluirse en la tasación de costas, resulte vinculante el preceptivo informe del Colegio de Abogados, ni ello suponga que el abogado minutante no pueda facturar a su representado el importe íntegro de los honorarios concertados con su cliente por sus servicios profesionales. 
Atendiendo a los criterios anteriormente expuestos, en especial el esfuerzo de dedicación y estudio exigido por las circunstancias concurrentes, el valor económico de las pretensiones ejercitadas en el pleito, el número de recursos interpuestos, la complejidad y trascendencia de los temas suscitados en esta fase del procedimiento, las Normas Orientadoras del Colegio de Abogados, el escrito de alegaciones, y considerando, como se ha explicado, que no se trata de fijar los honorarios derivados de los servicios del letrado minutante respecto de su cliente que libremente le eligió, sino de cuantificar un crédito derivado de la aplicación de un principio procesal de vencimiento objetivo, procede desestimar la impugnación de honorarios formulada y fijar el importe de la minuta controvertida en la cantidad de 417,90 euros, con el impuesto sobre el valor añadido correspondiente.

Doctrina que también se defiende en los ATSS, Sección 1 del 25 de febrero de 2014 (ROJ: ATS 1525/2014) 18 de febrero de 2014 (ROJ: ATS 1537/2014) de 4 de febrero de 2014 (ROJ:ATS 1052/2014) y de 3 de diciembre de 2013 (ROJ:ATS 11407/2013) entre otras resoluciones. 

Pues bien, en el caso que analizamos no hay verdadera impugnación y solo cabe la inadmisión a trámite de la que se formule, que es para lo que está el art. 245 LEC, cuando se alteran los términos de la litis partiendo de una cuantía que no es la fijada en las resoluciones que se hayan dictado en el proceso y, siendo esto así no cabe luego rebatir como se aplicó el baremo respecto a ese importe ficticio. 

Entiéndase bien lo que se lee: no se discute lo que un Abogado puede o debe cobrar, lo que se rechaza es que en el trámite de la tasación de costas se pretenda discutir un particular inamovible (la cuantía del pleito) y se pretendan aplicar unas normas que no vinculan y que además no responden a la realidad. Y por cierto, el conflicto solo se plantea con los Colegios de Abogados, porque, por citar un ejemplo, el de Arquitectos me remitió hace años un informe de un párrafo en el que decía que siendo los honorarios libres, no informaba sobre los mismos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.