La regla del BESO en la Justicia española.


¿Tendrá algo que ver el colapso de los Juzgados de lo Mercantil con que dieciséis Jueces y Magistrados se vayan de congreso a las Islas Canarias? El titular de la noticia de un periódico digital así lo da a entender y en una comprobación empírica que no discuto, leo que estos dieciséis Jueces son titulares de los Juzgados más colapsados de toda España, con miles de casos pendientes. Interesante son los particulares que se destacan en negrita (parejas, prebendas, cortejo, designaciones y distracción de su ocupación laboral) y más interesante todavía es el último párrafo del artículo y que no desvelo para que quien quiera consulte el enlace. 

¿Y? Pues eso la Y. La “Y” de no despejar una sola incógnita y de que mañana será otro día o, al menos eso espero. La “Y” de no entender que la Justicia Española padece desde hace lustros la peor legislación con diferencia del orbe civilizado, lo que ocasiona unos destrozos en las oficinas judiciales a los que la mayoría estamos acostumbrados y, por tanto, el colapso no ya de miles, sino de millones de asuntos pendientes. ¿Excusa? No, que va, no entro en la noticia que se publica, que me da igual, si bien, no se sí, quizá, no creo que se publicaran idénticos comentarios sobre unos Juzgados muy estupendos creados en plena marea del progresismo feminista y que andan, como decirlo, ligeros de registro e incoación en comparación a cómo andamos el resto. 

Ese sí que es un problema. Dar a entender lo que parece ser, aunque no sea en realidad lo que es, hecho que no le preocupa a nadie porque lanzada la piedra será otro el que se quede tuerto o ciego y, eso aunque solo puedan tirarse algunas piedras en algunos sitios, porque en otros casos será mejor no hacerlo

Uno de los principios básicos del diseño es la regla del BESO o «Mantenlo sencillo, ¡Estúpido!», que es la traducción del acrónimo KISS y de su contenido «Keep It Simple, Stupid!» y que es precisamente el que no rige ni uno solo de los principios que informan la Justicia Española, sus reformas legales, sus denominaciones, sus conceptos, su organización y su propaganda. El principio KISS indica que los sistemas funcionan mejor si se mantienen simples y por ello la simplicidad es un objetivo clave del diseño, salvo claro que tengas un Juzgado colapsado en cuyo caso hasta que no saques todos los asuntos pendientes no podrás levantar la mano para ir al baño.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.