Criterios de la privación de la patria potestad (STS.6-6-2014)


El asesor Jurídico Letrado de la Comunidad Foral de Navarra, en nombre y representación de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, interpuso demanda de juicio sobre privación de patria potestad, contra don Julián y doña Eugenia. El Juzgado de Primera Instancia estimó la demanda y acordó la privación de esta patria potestad sobre un menor. La Audiencia Provincial revoco la sentencia de instancia y desestimó la demanda, dejando sin efecto la declaración de privación de la patria potestad respecto de los demandados, así como sus efectos derivados. 

El Tribunal Supremo en Sentencia de 6 de junio de 2014 (Roj: STS 2131/2014) declaró haber lugar al recurso de casación interpuesto por la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, casó la sentencia de segunda instancia y, en su lugar, confirmó la dictada en primera instancia. Dice el Tribunal Supremo que la tesis mantenida en la sentencia sobre el momento en que procede valorar la concurrencia de causa de privación de la patria potestad ("visión dinámica "), se opone a la doctrina de esta sala contenida en las sentencias de 31 de julio 2009 y 6 de febrero de 2012, justificando el interés casacional del recurso. 

En primer lugar, la doctrina del Tribunal Supremo es unánime en considerar que el momento en que debe determinarse si el padre estaba o no incurso en causa de privación de la patria potestad es el de la declaración de desamparo. La declaración de desamparo del menor se produce precisamente por el incumplimiento por sus padres de sus deberes y mientras se mantenga el incumplimiento, se mantendrá la declaración de desamparo, con las medidas complementarias. De aquí que cuando un menor esté protegido por medio de la declaración de desamparo, se está produciendo un incumplimiento de los deberes inherentes a la potestad y corresponderá demostrar lo contrario a quien lo niegue. 

En segundo lugar, en el plano objetivo y con independencia de las deficiencias personales o de otro tipo que puedan haber determinado el desamparo, para restablecer la unidad familiar en condiciones que supongan la eliminación del riesgo de desamparo del menor y compensen su interés en que se mantenga la situación de acogimiento familiar, es necesario atender, entre otras circunstancias, al tiempo transcurrido en la familia de acogida, si su integración en ella y en el entorno es satisfactoria, si se han desarrollado vínculos afectivos con ella, si obtiene en la familia de acogida los medios necesarios para su desarrollo físico y psíquico, si se mantienen las referencias parentales del menor con la familia biológica y si el retorno al entorno familiar biológico comporta riesgos relevantes de tipo psíquico. Las sentencias precedentes ponen sin duda en cuestión estas circunstancias favorables.


Por lo demás, la institución de la patria potestad viene concedida legalmente en beneficio de los hijos y requiere por parte de los padres el cumplimiento de los deberes prevenidos en el art. 154 CC, pero en atención al sentido y significación de la misma, su privación, sea temporal, parcial o total, requiere, de manera ineludible, la inobservancia de aquellos deberes de modo constante, grave y peligroso para el beneficiario y destinatario de la patria potestad, el hijo, en definitiva, lo cual, supone la necesaria remisión al resultado de la prueba practicada ( SSTS 18 de octubre 1996 ; 10 de noviembre 2005 ).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.