01 mayo 2013

Manual de aterrizaje en un Juzgado para Jueces y Secretarios Judiciales novatos (primera parte).


Desde que a los futuros Jueces los tienen levitando en Barcelona una buena temporada convenciéndolos que son Poder y, que si se lo proponen abren el Mar Rojo con la primera sentencia y, reconociendo que ignoro lo que hacen en Madrid con los que aprueban Secretarios Judiciales, salvo indicarles son el músculo biafreño de la nueva oficina judicial, ocurre que cuando unos y otros llegan a sus primeros destinos se encuentran con la que realidad supera claramente a la ficción; que tiene su aquel eso de ser un poder del Estado con post-it que no pegan y que la estadística judicial se hace a palotes. 

Queda todavía lejos el tiempo de percatarse que en un Juzgado el Secretario Judicial y la Señora de la Limpieza comparten funciones y categoría profesional; que el Juez dejó de ser autoridad hace mucho tiempo; que en el Consejo General del Poder Judicial desconocen las palabras “buenos días”, “por favor” “gracias” y “de nada” y, que las mesas de las Consejerías de las Justicias plurales y de las Gerencias territoriales del Ministerio, están llenas de matasuegras con el nombre y apellidos de cada Juez y Secretario Judicial destinado en los respectivos territorios. Es más barato que mandar un fax. 

Pero mientras eso sucede, el novato escucha frases o vocablos (más lo primero que lo segundo) que sorprenden porque el significado judicial, procesal, jurisdiccional u orgánico (listado que acoge todas las sensibilidades de la doctrina y de la universidad) nada tiene ver con el real. 

Veamos los casos más frecuentes. 

 “Seré breve”. Pronunciadas en una Sala de Justicia significan que el Abogado en su informe jurídico repetirá tres o cuatro veces el contenido de la demanda o de la reconvención y no valorará la prueba (la suele traer valorada de casa) y, es lo contrario a “conclusiones a definitivas”, que no tiene tradición en el orden civil porque en éste, un buen porcentaje de letrados “son breves”. Espero que solo lo sean en las Salas de Justicia, porque hay experiencias vitales que se llevan mal con la brevedad. 

Solo me pasa en este Juzgado”. Aunque en el Partido Judicial solo haya un Juzgado no faltará un profesional que acuda al mostrador con dicha manifestación y solo en ese caso tendrá razón. En los demás, cuando haya dos o más Juzgados, no se molesten en buscar explicaciones o en darlas y, hasta que el artículo 24 CE no acoja en un estupendo seno la prohibición de la indefensión en su modalidad de “admita usted todo lo que le presenten”, es preferible aplicar la ley. 

Siempre se ha hecho así”. Si esto se oye en la oficina significa que el Juez o el Secretario Judicial anterior cayó en gracia y todo lo que hizo estuvo bien; a sensu contrario, todo lo que hace el novato, aunque tenga soporte legal, estará mal. El problema será tremendo si además el susodicho cesante tuvo buena fama entre los profesionales del foro; lo mejor será acudir al otorrino a por unas buenas gotas para evitar el pitido de oídos, paciencia y un par de gritos (sí, un de par de gritos, que lo he leído en un manual de coaching de esos, para imponer disciplina, que no autoridad). 

Usted me causa indefensión”. Sin comentarios. No conozco ningún caso documentado de Juez o Secretario Judicial novato que vaya a trabajar con un kimono de jiu jitsu. Si la indefensión es por el artículo 24 CE, no se olviden de pedir siempre el depósito de la DAD.15 LOPJ y de imponer las costas del recurso.

 “Quiero ver al Juez o al Secretario Judicial”. Bien, que nos vean, pero con cita previa y con alguien delante. Lo de la cita es cuestión de educación; lo de que alguien esté delante es porque no es que no se deban fiar, es que no deben fiarse de nadie. Aprenderán esto cuando lean en algún escrito que hablaron con el Juez o con el Secretario Judicial y que les dijo esto y lo otro. La primera vez hace una gracia que no les cuento.

2 comentarios:

  1. Qué bueno lo del jiu-jitsu... Los hay hasta lo que te dicen: es que la ley dice esto... -Recurra... ¿A la Audiencia? Es que tarda mucho... Es que en el otro Juzgado lo hacen así, pregunte, pregunte... XD

    ResponderEliminar
  2. Este manual que has publicado en dos partes, no solamente es apto para jueces y secretarios, sino también para todos aquellos operadores jurídicos que en algún momento, algunos de forma más frecuente y otros no tanto, tenemos que trabajar en Juzgados.
    Muchas gracias por arrojar algo de luz a este tipo de actuaciones.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.