Fue hace mucho tiempo, en Belén.


El miércoles 17 de diciembre de 2008, la Fiscal Olga Sánchez, tuvo la idea de colocar en el vestíbulo de la sede central de la Fiscalía un portal de belén con motivo de las fechas navideñas y fue la propia Sánchez la que llevó las figuras del nacimiento a la calle Fortuny. Cuando otra fiscal, Pilar Barrero, vio el belén preguntó qué quién lo había puesto allí y pidió inmediatamente que fuera retirado alegando que era una agresión a la libertad religiosa. Ante la ausencia en la Fiscalía de Conde Pumpido, que se encontraba de viaje oficial, Barrero acudió al despacho del número dos de Ministerio Fiscal, Juan Martín Casallo y este ordenó la retirada de las amenazantes figuras: Jesús, María y José, la estrella, la mula y el buey. 

Así que hoy no escribo sobre Afganistán, ni sobre la Justicia de la tafilandia autonómica, ni sobre todos mis amigos de la Srta. Pepis, que se sientan en el Congreso de los Diputados, ni tampoco dedico ninguna línea a la paz del mundo mundial, ni deseo los mejores deseos de felicidad a todos y a todas o a que no se quemen los bosques, se pare el horrible cambio climático, salgamos de una crisis económica en la que pocos pueden ponerse el cartel de inocente o, quiera que nos lo pasemos bien y solo bien (porque el que se lo pasa mal es un amargado); que no haya enfermedades, que juntemos las manos y los pies –solo esos miembros, quede claro- contra la pobreza y, en fin que tengamos un año chachi y guay (creo que se escribe así). 

No, hoy, escribo estas líneas para recordar que después de más de dos mil años, habiendo suprimido el latín y la historia de España de los Colegios, las Barreros y los Casallos son una anécdota de nuevo rico y que no aparecen cuando las cosas se ponen serias, porque cuando las cosas se ponen serias, gentes de toda suerte y condición siguen creyendo, como antes, – o, mejor dicho, seguimos creyendo- que el ser humano es muy limitado y muy borrego y, que quizá no nos vendría mal echar una mirada, de vez en cuando, a ese portal de Belén.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.