Las costas en el monitorio LPH que continúa en un proceso de ejecución.


Tratamos este asunto el año pasado y volvemos ahora sobre el mismo por la identidad errónea que a mi entender se produce entre el requerimiento de pago del monitorio de la LPH y un proceso declarativo, de tal modo que cuando aquel termina con un Decreto que indica a la parte que debe presentar ejecución y con condena en costas, antes de la primera ya se está presentando la segunda y, con ese segundo Decreto (el de las costas) se iniciaban (el pasado no es inocente, aunque ahora destroce la lengua) dos procesos de ejecución, con nuevas costas. 

Dejando al margen que el importe de las costas en estos casos supera el 100% del principal – pese a las modas, no solo hay intereses abusivos en las cláusulas bancarias-, el hecho que el art. 21.6 LPH prevea la condena al pago de los honorarios de letrado y de procurador por su intervención en la solicitud inicial del proceso monitorio, no implica el derecho automático al cobro y la aplicación de la correspondiente norma de honorarios. 

-En primer lugar porque el art. 21.6 LPH no regula la práctica de la tasación de costas, sino el pronunciamiento sobre las mismas; lo que se ventila en el Decreto que pone fin a la fase monitoria, pero no en la práctica de la liquidación. 

-Los procesos monitorios que nos ocupan corren diferente suerte según haya o no pago, ya que cuando este se produce, se practica la tasación de costas, pero si no lo hay el proceso monitorio pasa a ser un proceso de ejecución y será en ese proceso donde se liquiden las costas. 

No hay dos procesos (MONITORIO y EJECUCION o MONITORIO y DECLARATIVO, según el resultado del requerimiento de pago) sino solo uno. Y eso es lo que vienen a decir la SAP CACERES, Sección 1ª, 8 de junio de 2007 y la de SAP ALICANTE, Sección 8ª, 26 de abril de 2007, siendo así que no debe haber inconveniente para que, en los casos en que la situación de impago o silencio del deudor, tras dictarse auto despachando ejecución que lleva a la iniciación de un proceso de ejecución pueda, a efectos de costas , quedar el primer estadio procedimental integrado en el criterio que sobre costas corresponde al proceso de ejecución (AAP PONTEVEDRA, Sección 6ª, 18 de junio de 2010). 

Idéntica doctrina aparece también en la SAP JAEN, Sección 6ª, 14 de abril de 2011 y el AAP LEON, Sección 2ª, de 25 de marzo de 2010 afirmándose en la primera que la voluntad del legislador es clara y doble: crear un monitorio especial de LPH único donde se prevé la condena en costas, y uno general donde se excluye. Ello supone que al no existir expresa previsión de condena en costas si el deudor paga, se archiva el proceso sin pronunciamiento alguno sobre costas (art. 817 LEC). Y si el deudor se opone, las costas del declarativo subsiguiente se impondrán, conforme a las normas generales de los arts. 394 y ss. de la LEC. Por último, si el deudor ni paga, ni se opone, las costas de la ejecución se imponen conforme a las reglas generales del art. 539 de la LEC. 

Esto es, no hay un proceso monitorio autónomo a efectos de tasación y liquidación de las costas y buena prueba de ello es que en la segunda resolución que se cita, se revoca un pronunciamiento de condena en costas dictada en un juicio verbal, proveniente de un monitorio de la LPH, que terminó por satisfacción extraprocesal. 

-Por último y en lo que se refiere al Procurador no hay duda alguna ya que el art. 9.3 RD.1373/2003, responde al mismo principio de proceso único del monitorio y así cuando hay ejecución, se aplicará el art. 26 de dicha norma

La conclusión es que podrá practicarse tasación de costas en el monitorio LPH que haya terminado con impago y esté pendiente de ejecución, si se pide, pero el importe será el de cero euros por la exclusión de las minutas que se presenten.

Comentarios

  1. Entonces... me compensa no pagar. Si pago al ser requerido me tasan las costas, si no pago voy a ejecución -gano tiempo- y me tasarán las costas una vez cobrado el principal. En definitiva, hacemos de igual condición al que paga y al que no paga. ¿lo he entendido mal?

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué es gano tiempo? y ¿me compensa no pagar?. Lo dudo muchísimo por la experiencia que tengo: (i) puedo cobrar en 2012 un embargo del año 2008 (le aseguro que las trabas no desaparecen) y (ii) el deudor por LPH - salvo muy singulares excepciones- es el menos interesado en no pagar rápido. No se gana tiempo con estas deudas.

    Si se que las costas, por concepto, nunca pueden ser el 100% del principal y en los monitorios LPH lo son.

    ResponderEliminar
  3. Genial el post! (este y el del año pasado). Una pregunta, cuál es el momento en que se le pide al Secretario la tasación de costas. ¿Se hace en la misma solicitud de despacho de ejecución? O al mismo tiempo pero en documento distinto. O en un momento posterior.
    Gracias. De verdad aprendo mucho con este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, pero no puedo contestar. En realidad, no hay plazos para pedir las tasaciones de costas salvo la caducidad (y no confundir con la del proceso de ejecución, que no existe).

      Eliminar
  4. hola y si cesa la representación del monitorio y elige nuevos en la ejecución? también tendrían que esperar gracias

    ResponderEliminar
  5. Interesante propuesta, mejor saber los gastos que se van a producir para así llevar el ejercicio de cuentas lo más organizado posible, muy bueno el artículo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.