16 noviembre 2012

Guía para la interposición de un recurso de revisión directo.


Leer el pie de recurso de cualquier resolución suele ser algo aconsejable, antes de tirar contra todo lo que se mueve, aunque sea papel grapado. Perdón, ¡que olvido!, no he presentado el comentario, ni la guía que lo justifica: cómo interponer un recurso de revisión directo contra los DECRETOS de los SECRETARIOS JUDICIALES. 

En ocasiones anteriores hemos tratado este asunto, citando algunos autos de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo sobre impugnaciones de las tasaciones de costas en los que se advierte que la revisión no es una apelación -ATS, Sala 1ª, 28 de febrero de 2012 (Roj: ATS 2332/2012) y 31 de enero de 2012 (Roj: ATS 847/2012)- pero ahora damos un paso más con algunas reglas básicas sobre la materia. 

1. No todo es recurrible, ni revisable, ni impugnable. Un juzgado no es una democracia, ni una familia y mamá no puede tirar de las orejas al nene cada vez un Abogado lo pide por escrito o en el mostrador y, hasta es posible que el nene lleve mucha razón. Solo posible. No lo dice así el artículo 454 bis. 1 LEC, pero una interpretación literal permite llegar a esa conclusión. Y por tanto a que solo pueden revisarse los DECRETOS, menos en ejecución en el que solo podrá revisarse el DECRETO del artículo 570 LEC y aquellos para los que esté EXPRESAMENTE PREVISTO (vg. artículos 551.5 y 612 LEC). 

2. Hay que leer el pie de recurso y si no hay, reclamarlo. No vale sacarse un as de la manga en forma de revisión cuando cabe reposición – contra las diligencias de ordenación en el artículo 451 LEC- ni pedir revisión cuando no cabe nada. Nada, que se sustituye por la reproducción del artículo 454 bis 1 LEC y, cuando haya reproducción se pide. 

3. El recurso de revisión no aparece en el artículo 231 LEC. Una lástima, pero es así y aquí no cabe la analogía, ni la vis extensiva, ni extravagancias procesales. También lo dice el Tribunal Supremo en el ATS, Sala 1ª, 28 de febrero de 2012 (Roj: ATS 2332/2012): la revisión no es una segunda oportunidad y no es posible otorgar plazos de subsanación, cuando no estamos ante un acto defectuosamente realizado sino ante un acto omitido ( STS de 29 de septiembre de 2010, RIPC 337/2006 , AATS de 17 de julio de 2007, RC n.º 2597/2001, y de 25 de septiembre de 2007, RQ n.º 362/2007 ). 

4. Hay que citar alguna INFRACCION LEGAL, basta con UNA, pero hay que hacerlo. Sabemos de la tentación del artículo 24 CE, que más parece una manzana al lado de una serpiente, que varios en párrafos en papel, pero puede haber INADMISION sino se ha alegado infracción o irregularidad procesal, ni se denuncia cuál es la infracción en la que incurre el decreto recurrido que justifique su anulación (ATS, Sala 1ª, 28 de febrero de 2012, Roj: ATS 2332/2012).

5 comentarios:

  1. Es que esta tan claro que no se entiende como se recurren diligencias de ordenación en reforma y subsidiario de apelación. Triste pero real...saludos desde el orden penal

    ResponderEliminar
  2. Muy sencillo. Ni quieren que el Secretario Judicial resuelva nada, ni lo aceptan aunque lo diga la ley. Generalizo, lo se, pero es lo que hay y, eso impulsa reformas como el famoso decreto del lanzamiento hipotecario o, la próxima reforma de la ley del desahucio.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, ¿cabe recurso de revisión contra diligencia de ordenación requiriendo subsanación pago de la tasa por el ejercicio de la potestad jurisdiccional (en demanda interpuesta antes de la entrada en vigor de la Orden HAP/2662/2012)?. En el pie de la diligencia se indica que no cabe recurso alguno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contesto con otra pregunta ¿qué hay que recurrir en esa diligencia?.

      Eliminar
  4. No expone si son dias hábiles o inhabiles (5 dias) para el recurso reposicion contra las diligencias de ordenación

    ResponderEliminar

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.