Las notificaciones al Ministerio Fiscal con el correo del Zar.


Hace años la Fiscalía General del Estado resolvió en una consulta la forma y efectos de las notificaciones por correo, pretendiendo dar respuesta a las posibles inadmisiones por extemporaneidad de escritos y recursos. La Fiscalía consultante se había encontrado con la no admisión por extemporáneo de un recurso de reforma - y posterior queja - interpuesto por un Fiscal, que alegó que estaba dentro del plazo, por cuanto, desde la firma del acuse de recibo por él mismo no habían transcurrido los días legalmente previstos. El Juez Instructor - y la Audiencia - entendieron que la interposición estaba fuera de plazo porque el cómputo se iniciaba desde la firma por persona autorizada por el Ministerio Fiscal - funcionario destinado en la Fiscalía - con independencia de su pertenencia o no a la Carrera Fiscal y, por aplicación de lo establecido en los artículos 271 LOPJ y 166 LECr respecto a las notificaciones por correo. 

La citada CONSULTA 3/1.994 de 30 de Noviembre sobre las NOTIFICACIONES POR CORREO AL MINISTERIO FISCAL de la Fiscalía General del Estado llegó a las siguientes conclusiones: 

1º El plazo para la interposición de recursos por parte del Fiscal cuando la resolución no le ha sido notificada directamente, sino a través de remisión postal, ha de comenzarse a contar, por aplicación del artículo 647 LECr, al día siguiente de la recepción de la copia de la resolución en la Fiscalía. Se rechazó expresamente la aplicación del artículo 166 LECr en función al régimen especial del que debe gozar el Ministerio Fiscal en el proceso , en calidad de “ parte imparcial ” y, en segundo lugar porque el régimen de las notificaciones no está pensado para el mismo ( haciéndose referencia a lo dispuesto en el artículo 172 LECr y al empleo de términos como “habitación”, “pariente”, “familiar” o “criado”) entendiendo que la remisión por correo certificado constituye una técnica sustitutiva para la notificación aplicable exclusivamente al Fiscal. Desde este punto de vista debe aplicarse lo dispuesto en el artículo 647 LECr - teoría de la recepción y no del conocimiento - que completa o aclara lo establecido en los artículos 211, 212 y 787.3º LECr. 

Evidentemente la decisión de la Audiencia Provincial (confirmando la postura del Juez Instructor) fue la acertada y en modo alguno pueden compartirse los criterios empleados por la Fiscalía en la Consulta 3/94 que, apartándose de las normas generales sobre los actos de comunicación (artículos 271 LOPJ y 166 LECr) hace de la especialidad ( artículo 647 LECr) el precepto aplicable al caso. Este planteamiento es equivocado por cuanto la construcción normativa sobre los actos de comunicación se hace en nuestro ordenamiento con independencia del orden jurisdiccional - conviene recordar que el Ministerio Fiscal no solo interviene en los procesos penales - por lo que las interpretaciones sobre la problemática de las notificaciones deben hacerse mediante la aplicación de normas generales, en términos muy amplios, para con posterioridad hacer uso de las especialidades propias de cada orden.  


2º En relación a quien debe ser el receptor del acto de comunicación la Consulta establece que la firma del acuse de recibo por un miembro del personal auxiliar de la Fiscalía no sustituye la notificación al Fiscal, sino que acredita que el testimonio de la resolución se ha recibido en la Fiscalía y ésa es la fecha relevante a efectos del cómputo del plazo previsto en el artículo 647.2 LECr. Estimación reforzada por el artículo 15.3 d) del R. D. 2003/1.986 de 19 de Septiembre del Reglamento Orgánico de los Cuerpos de Oficiales, Auxiliares y Agentes de la Administración de Justicia respecto a las funciones de los agentes (referencia que en la actualidad se produce en relación al artículo 15.3 d) R. D. 249/1.996) . 

Ni que decir tiene que la respuesta que proporciona la Fiscalía solo puede entenderse desde la perspectiva del artículo 647 LECr, pues el concepto de acto de comunicación desaparece mediante la llamada teoría de la recepción, que nada tiene que ver con el mismo - la Circular reconoce que la recepción no sustituye a la notificación al Fiscal - y, que únicamente se justifica en razón al establecimiento de un plazo para el cómputo de términos procesales. 

Y después de este discurso histórico no solo no hemos mejorado el régimen de la comunicación, sino que nos faltan caballos. Los famosos artículos 166 y 647 LECr se han retocado en el año 2009 para adaptarlos a los tiempos del siglo (pasado) y el último sigue hablando del “mismo lugar del Juez instructor”, de “testimonios” y de “acuses de recibos”. Una lástima que no refiera nada de los sellos lacrados y los correos imperiales a caballo. Pero si dejo en el aire una pregunta: ¿cuál sería el criterio de la Fiscalía consultante si un Secretario Judicial, haciendo uso obligado de lo establecido en el artículo 230 LOPJ, notifica una resolución por correo electrónico adjuntando el testimonio en un archivo PDF?.

Comentarios

  1. Este post es sumamente interesante. Las relaciones de la Fiscalía con el resto del mundo pueden pasar desde idílicas a infernales, dependiendo del feeling que haya entre juzgado y fiscal. A título ejemplificativo y 100% real:
    1) Juzgado que te rechaza una reforma por pasados los 3 días; al próximo pásese a informe al fiscal se devuelve con "Provéase conforme a derecho".
    2) Juzgado que te rechaza una reforma por pasados los 3 días; Juzgado pasa a informe DP que en síntesis señalan que un camionero paró a migitar y un perro salió de la nada y le mordió: el cachondo del Fiscal pide miles de diligencias y la comparecencia de prisión del perro (caso que conocí hace 4 años con un compañero; ciertamente si el Juez no sabe qué hacer con eso...).
    3) Lo ideal es crear una figura como la que tiene la LJCA en el art. 128 (que el Secretario dicta la caducidad del plazo y ese día se puede presentar el escrito) o que el Legislativo encuentre un momento para crear una LECRIM que resuelva este y otros problemas; una ley de hace 3 siglos no está preparada para la delicuencia moderna y tener 2 instructores (1 real y 1 parcial) es una pérdida inmensa de recursos (siempre y cuando se solventen adecuadamente los no pequeños problemas de imparcialidad real del Fiscal respecto a todos sus asuntos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena salida (3)- la caducidad) que no se producirá nunca, aunque no soy especialmente partidario de atribuirle la instrucción al MF.

      Blog agregado al Blogroll (creo que se dice así).

      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.