Diez causas del colapso judicial: la Universidad Pública Española (X).


Aciertan si piensan que aprovecho el aparente recorte financiero a las Universidades Públicas Españolas del sábado, para dedicar unas líneas a esa fuente del saber que nos cuesta lo que no está en los escritos y a cambio de una cultura que no vemos por ninguna parte. Vamos, cuestión de fe, se expide un título, nos creemos lo que está escrito y mientras no se nos caiga la casa hay un Arquitecto detrás. 

Y tiro de la Arquitectura porque el sábado de marras, tomando un café me comentaba un Arquitecto que hace horas de Profesor Asociado, la diferencia entre Catedrático de Universidad (CU), Profesor Titular de la cosa (PT), Doctorado contratado (DC) y Profesor Asociado (PA), aclarando: los puestos de Catedráticos y de Profesores de la cosa tienen nombres y apellidos desde la cuna y solo hay sorpresa cuando aparece un verdadero candidato que puja por la plaza. Digo sorpresa porque la plaza se adjudica al de la cuna y unos años de contencioso-administrativo agotan a cualquiera. 

Mientras los CU y los PT se dedican a lo suyo – la compatibilidad parece ser absoluta y hasta pueden emplear medios del Departamento para eso- son Legión los DC y los PA y estos van a pagar el primer recorte, porque aquellos – supongo- tendrán que trabajar en lo suyo (que no es la compatibilidad para hacer de empresario) y volver a clase. Un sacrificio. 

¿He generalizado?. No creo y aquí enlazo con el colapso judicial. Los dos últimos años (2009-2011) no hemos tenido Gobierno sino un conjunto de genialidades dedicadas a lanzar mensajes con el contenido intelectual de un SMS y a esperar que la tormenta pasara y, evidentemente, todas las reformas legales han ido con esa marca de fábrica. Hago una acotación: para todos esos fenómenos que van por ahí hablando de la tercera República echen un vistazo al último Gobierno del Presidente del talante y elijan un Jefe del Estado y luego lean cómo empezaron y acabaron la Primera y la Segunda. Lo siento, hay que leer, esto no sale en televisión. 

Retomo el hilo que esto queda largo. La Universidad española ha dedicado unos estupendos (y larguísimos) trabajos a la reforma de la NOJ, las funciones del Secretario Judicial, el recurso de revisión del artículo 454 BIS LEC y el terror a que no haya recurso de apelación contra cualquier cosa que se notifique en un Juzgado. Y dejando al margen que todo esto no nos sirve de nada, hay que hacerlo antes o, sea, encabezar la manifestación, porque se supone que la reforma y el progreso nacen en las Universidades. 

Claro que para encabezar algo hay que dejarse en los cajones alguna compatibilidad y alguna politización porque, estimado lector, hemos llegado a empujones a las últimas reformas legales por los Jueces, el CGPJ y el Ministerio de Justicia y como la situación no mejora nos quedan unos cuantos empujones más. A la Universidad ni se la encuentra, ni se la espera.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.