12 marzo 2012

Cuando el TRIBUNAL SUPREMO DE ESTADOS UNIDOS eliminó en la EDUCACIÓN EL SISTEMA DE CUOTAS POR RAZA (i)


Ilustración de NORMAN ROCKWELL (“The Problem We All Live With”,1964) 

I.- BROWN vs. JUNTA DE EDUCACIÓN (1954).  

En 1951, Oliver Brown, de Topeka, Kansas, impugnó la doctrina conocida como "separados, pero iguales" cuando presentó una demanda contra la junta escolar de la ciudad en nombre de su hija de ocho años. Brown deseaba que su hija asistiera a una escuela blanca situada a cinco manzanas de su casa, en vez de a la escuela negra, que estaba a veintiuna manzanas de distancia. Un Tribunal federal falló contra Brown. 

En Carolina del Sur, Virginia y Delaware, los padres de otros niños negros entablaron pleitos similares. El tribunal de Delaware resolvió que las escuelas negras eran inferiores a las blancas y ordenó que los niños negros fueran trasladados a escuelas blancas. Las autoridades escolares apelaron la decisión al Tribunal Supremo. 

En 1954 el Tribunal sentenció por unanimidad que la segregación escolar era inconstitucional. La sentencia expuso los efectos perjudiciales de la segregación: la separación de los niños blancos y de color en las escuelas públicas tiene un efecto perjudicial en los niños de color; el impacto es mayor cuando es sancionado por la ley, puesto que la política de separación de las razas es interpretada generalmente como que denota la inferioridad del grupo negro; el sentido de inferioridad afecta la motivación que un niño tiene de aprender. La segregación sancionada por la ley, por lo tanto, tiende a retardar el desarrollo educativo y mental de los niños negros y a privarles de algunos de los beneficios que recibirían en un sistema escolar racialmente integrado. 

Dijo el Tribunal Supremo que la educación es la función más importante de la Administración estatal y local y constituye un elemento fundamental para el desempeño de cargos públicos, una buena ciudadanía, la capacitación profesional y para una normal adaptación al entorno. Reconociéndose el derecho a la educación al que todos han de poder acceder por igual, la política de separar a las razas suele llevar a la conclusión que los negros son inferiores, lo que tiende a retrasar su desarrollo educativo y psicológico y a privarles de las ventajas que les aportaría un sistema educativo en el que las razas estuvieran integradas. 

En resumen el Tribunal Supremo dictaminó, por unanimidad, que en la escuela pública no tenía cabida la doctrina "separados, pero iguales". El caso de "separados pero iguales" de Plessy c. Ferguson, fallado por la Corte Suprema de los Estados Unidos en 1896, institucionalizó una sociedad segregada donde la raza determinaba la posición social. En esta resolución se indicó que cuando el gobierno aseguraba a los ciudadanos los mismos derechos, la igualdad ante la ley y la igualdad de oportunidades para la mejora y el progreso, no venía obligado a más y la legislación no podía hacer nada para suprimir las distinciones basadas en las diferencias físicas o raciales. 

En el pronunciamiento del año 1954 se afirma que la existencia de instalaciones educativas separadas entraña “desigualdad”, violando la segregación la Enmienda XIV de la Constitución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.