El Sindicato de Secretarios quiere que Jennifer se case gratis.


El apasionante asunto de las bodas y separaciones notariales, que tiene nula relevancia en el atasco de papel de Juzgados y Tribunales, ha provocado una carrera de comunicados en las organizaciones de Secretarios Judiciales sobre la jurisdicción voluntaria, en el que llama la atención el del Sindicato y su manía – cuasi persecutoria- sobre la competencia, la función y la gratuidad. 

Dice la nota – que no han publicado en su página- que los Secretarios Judiciales estamos preparados para casar gratis a Jennifer (un verbigracia, entiéndase) y, que eso mejora la igualdad en el acceso de los ciudadanos al servicio público. Y uno no desmayó sobre el sillón, gracias a la socorrida ayuda de una silla que tengo colocada estratégicamente para tales sorpresas. 

Sería conveniente ilustrarse sobre las bodas en los Registros Civiles antes de comunicar nada, porque la ceremonia consiste en la lectura de algunos artículos del Código Civil y la firma en un libro y para dicho menester está capacitado cualquiera, hasta algún Ministro/a del último Gobierno del Señor Presidente que dice ahora que toda la culpa fue del cha,cha,cha. 

No, estimado portavoz del Sindicato, quien suscribe, ni está preparado para leer nada a Jennifer, ni quiere, ni le importa. Y a Jennifer (un verbigracia, entiéndase), tampoco, porque lo único que quiere es casarse de blanco, con su ramo de flores, su maromo trajeado y los invitados, muchos invitados, pero sin sacerdote y sin iglesia y, ahí tenemos un problema, porque con esa idea, todo el mundo quiere emparentar civilmente jueves y viernes y, haciendo el paripé ceremonial católico. 

Evidentemente, eso no tiene nada que ver con la igualdad, el acceso a los Servicios Públicos, y la gratuidad de la justicia y menos aún, con la capacidad jurídica y profesional de nadie. Así que, como dije días antes, si Jennifer quiere un bodorrio y convenio de separación personalizados, como el laicismo manda, que pague, pero que lo haga en los Juzgados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.