Los oficios de averiguación del artículo 657 LEC.


La operación de descuento de cargas del artículo 666 LEC se realiza sobre las que figuren en la certificación registral (artículo 656 LEC) y con arreglo a la información que debe obtenerse en aplicación de lo establecido en el artículo 657 LEC. Esto es, cuando de la certificación registral resulta la existencia de cargas anteriores a la del derecho que se ejecuta se dictará una diligencia de ordenación, para reclamar de los acreedores anteriores la información de la subsistencia del crédito garantizado y su actual cuantía (artículo 657 LEC). 

Con la reforma del año 2009 ha desaparecido, por fin, la exigencia de previa petición del ejecutante que carecía de lógica, no tutelaba adecuadamente al ejecutado y hacía de peor condición a determinados acreedores. Ahora bien debe quedar claro que la petición de información solo se justifica por su relación con la liquidación y la venta en pública subasta del bien, rechazándose cualquier otra solicitud ajena a esa finalidad, que convertirá la diligencia en una medida de averiguación (artículo 590 LEC). En otras palabras, en el caso de anotaciones de embargo de otros procedimientos administrativos o judiciales de apremio, la información podrá reclamarse directamente de los órganos ejecutores, pero no por mor de lo establecido en el artículo 590 LEC ya que no son terceros extraños a la vía de apremio, sino ejecutantes en otros procesos que vienen obligados a colaborar para que pueda determinarse con exactitud los importes pendientes de pago al objeto del descuento. Pese a que en el artículo 657.1 LEC se dispone que la información se reclamara del acreedor, no prohíbe expresamente que se interese del órgano que ejecuta su derecho. 

El nuevo apartado 3 del artículo 657 LEC, la redacción del segundo y el requerimiento al ejecutado del primero nos complican – y mucho- la tramitación. Comencemos por lo último. El requerimiento al ejecutado (artículo 657.1 LEC) de un proceso en el que aparezca una carga anterior para que informe sobre la subsistencia, exigencia, plazo y condiciones del crédito por el que tiene embargado o hipotecado un bien, nada tiene que ver con la realidad y no merece ningún esfuerzo interpretativo. Sencillamente se trata de un dato que, por lo general, ignora. 

La redacción de los apartados 2 y 3 del artículo 657 LEC, se debe a la enmienda número 526 Grupo Parlamentario Catalán en el Congreso, que justificó – respecto al apartado 2- en que la existencia de créditos anteriores a los del ejecutante inscritos en el Registro de la Propiedad son una carga que disminuye el valor de los bienes, por lo que es del mayor interés que los datos sobre su subsistencia figuren debidamente actualizados en el registro. Y, en cuanto al apartado 3, la modificación introducida ajusta el tipo de la subasta siempre al valor real del bien, descontando las cargas reales y no las inscritas. 

El loable propósito se estrella contra la desastrosa redacción de la última frase del apartado 3: Si el ejecutado y los acreedores no contestan en el plazo de veinte días, se entenderá que la carga se encuentra “actualizada al momento del requerimiento en los términos fijados en el título preferente”. Pues bien, el “título preferente” es, en realidad, la “carga anterior”. Y así, sí ningún requerido contesta, se valorará la carga según su estado registral, que es lo que se hace en la actualidad. Pero cabe otra posibilidad. Que el “título preferente” sea el título ejecutivo anterior, entendiéndose que la carga se actualizara según el contenido del citado título. La respuesta, más aventurada que la primera, implica que el juzgado se haga con una copia del título ejecutivo que provocó la anotación anterior y compare los importes de aquel y esta. No le veo salida a esta teoría porque priva de sentido al requerimiento y no explica cómo – a cambio- obtiene el juzgado el título ejecutivo. El apartado 2, que debería haber desaparecido, ha cobrado vitalidad gracias a la enmienda, pero no condiciona la liquidación. Esto es sí las averiguaciones del juzgado son positivas y se logra conocer el importe más o menos exacto de lo realmente debido, podrán expedirse los mandamientos para su constancia registral, pero el hecho no incide en la liquidación, ni supone que la operación de descuento se realice sobre un importe ficticio ya que el órgano ejecutor conocerá la cantidad adeudada a los acreedores anteriores. 

Lo que debe descontarse – advierte el Auto AP MURCIA, Sección 5ª, de 2 de septiembre de 2.003- es la realidad del crédito anterior y preferente, de tal forma, que si de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 657 las anotaciones que constan en el Registro de la Propiedad no obedecen a la realidad de las cargas pendientes sobre la finca, serán estas las que se deberá tener en cuenta. Pues una cosa es la existencia de una carga y otra el reflejo registral de la misma. Siendo que la vigente LEC precisamente, lo que trata es de buscar la realidad de las cargas existentes a los fines de una información precisa sobre el valor real de las fincas. Razón, por la que es posible requerir nuevas informaciones a los acreedores con carga anterior y con el detalle que sea necesario a los efectos indicados (Auto AP BARCELONA, Sección 4ª, de 26 de febrero de 2.009

Un último comentario sobre la vista del artículo 657.2 LEC. Partiendo de la certeza que no aporta nada a la liquidación de cargas y que alguien tendrá que pagar la anotación el Registro, no alcanzo a entender dónde está el conflicto entre interesados, que no partes, que obligue a la intervención del Juez, salvo el interés del legislador en que se actualicen los Registros de la Propiedad, para lo que desde luego podían haberse buscado otras fórmulas. Y, en cualquier caso, el desacuerdo sobre la subsistencia y la cuantía puede salvarse reclamando la información al órgano judicial o administrativo que tramite la respectiva vía de apremio. 

Y una CONCLUSIÓN: Si el actor aporta la certificación de cargas y pide sin solución de continuidad los oficios del artículo 657 LEC, se niega sin más. (artículo 590 LEC). El artículo 657 LEC requiere el avalúo de la finca, no basta la existencia de cargas anteriores.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.