Tercer modelo del desahucio.

Sorprendente. Diecisiete días después de la entrada en vigor de una reforma, aprobada por el Congreso y llamada a impulsar la economía y la protección de la titularidad de los inmuebles y aquí seguimos cada uno haciéndonos nuestros modelitos para ir saliendo del paso. No, qué digo sorprendente, España, 2011. Y aún daremos gracias porque la falta de dinero – solo eso- impide aventuras multiculturales, plurilingües y metahistóricas (si existen) y, de momento nos dejan hacer con el español y con la ley fotocopiada o impresa, con los que vamos tirando hasta que nos cae en la mesa una demanda de desahucio con acumulación de acciones contra avalistas y un abogado empeñado en que hagamos el trabajo que no hace el legislador. 

Defectuosa técnica legislativa” escriben los autores cuando quieren decir que el “Legislador” (los diputados y senadores) han propalado en el BOE una reforma que nada tiene que ver con el primer borrador y el anteproyecto de ley. 

Y como en el fondo estamos acostumbrados a jugar a todo bajo nuestra responsabilidad – España desde el siglo XIV, más o menos-, que es la que nos van a exigir con arreglo a esas “buenas prácticas” -que no sé lo que son, pero que se han puesto de moda- si esperamos a que la Administración se entere de la reforma, dejo aquí abajo la “cédula” del novedoso desahucio, que ha desaparecido, pero que evita un título más extenso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.