08 noviembre 2011

¿Ha desaparecido el plazo de subsanación para la aportación de la tasa judicial?


Ya hemos tratado antes este asunto y sus antecedentes, y que copio ahora para no remitir al lector a otro enlace que entorpezca la lectura. La llamada tasa judicial se regula en los artículos 35 y 36 de la LEY 53/2002 de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social de 30 de diciembre, la ORDEN HAC 661/2003 de 24 de marzo y la RESOLUCIÓN de 8 de noviembre de 2003 de la Secretaría de Estado del Ministerio de Justicia, que dictó instrucciones acerca del procedimiento a seguir para la tramitación de la tasa por el ejercicio de la potestad jurisdiccional en los órdenes civil y contencioso-administrativo. La LEY 4/2011, modificó la Ley 53/2002, para incluir dentro del hecho imponible de la tasa judicial la presentación inicial del procedimiento monitorio, del monitorio europeo y para añadir una nueva exención que impida el doble pago de la tasa en los casos de oposición del deudor. De esta forma – dice el Preámbulo de la Ley 4/2011- el pago de la tasa por iniciación de un proceso monitorio o por la presentación de un requerimiento europeo de pago excluirá la obligación de exacción de una nueva tasa por el inicio del proceso declarativo que corresponda en caso de oposición del deudor. 

Y la Ley 37/2011 vuelve a modificar la regulación sobre la tasa introduciendo añadiendo un apartado en el artículo 241 LEC
Tres:

Se añade un nuevo ordinal 7.º al párrafo segundo del apartado 1 del artículo 241, con la siguiente redacción: «7.º La tasa por el ejercicio de la potestad jurisdiccional, cuando ésta sea preceptiva.»

Tiene más importancia la modificación por lo que encubre, que por lo que regula, porque ya nadie podrá alegar que la tasa judicial supone un obstáculo para el acceso a la jurisdicción o vulnera la tutela judicial efectiva. Y dejando al margen que no se explica la razón de dicha innovación – que desconoce el motivo de la introducción de la tasa en el año 2003 como gasto no repercutible y con un destinatario señalado, que no es el condenado en las costas- parece haberse pasado por alto el primer apartado del artículo 241 y el resto de su contenido. Dice así el primer apartado del artículo 241 LEC
Artículo 241:

1. Salvo lo dispuesto en la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita cada parte pagará los gastos y costas del proceso causados a su instancia a medida que se vayan produciendo. Se considerarán gastos del proceso aquellos desembolsos que tengan su origen directo e inmediato en la existencia de dicho proceso, y costas la parte de aquéllos que se refieran al pago de los siguientes conceptos:

Luego si la tasa, ahora ya introducida en la LEC, es una costa tendrá el mismo régimen legal que las demás y con ello desaparece el plazo de subsanación, que concedía las normas administrativas que hasta la fecha la regulaban y que habrá que entender derogado tácitamente (el plazo y la norma) por el principio de especialidad. Reforzándose esa conclusión si observamos brevemente el resto del precepto: en todos los casos se trata de gastos que anticipa la parte y que luego puede reembolsarse del condenado, pero que tiene que hacer antes del acto procesal o a consecuencia del mismo, sin que esté prevista ninguna subsanación salvo en los casos de los depósitos. 

Esto es, la diligencia de ordenación de requerimiento carece ahora de sentido y aquella deberá tener un contenido similar a las que se dictan respecto a los demás depósitos; sean los del artículo 449 LEC o los de la Disposición Adicional 15ª LOPJ. Habrá, por tanto, inadmisión de la demanda o se declarará desierto el recurso y quedará pendiente de decidir si aplicamos el artículo 231 LEC o el plazo de subsanación de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

2 comentarios:

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.