13 octubre 2011

Los nuevos desahucios virtuales en la Ley de agilización procesal.



Lo de ágil desahucio tiene su aquel en la última reforma procesal –por cierto, otra más de la estupenda y agilísima reforma del 2009- y hasta su más allá en el papel, si es que alguna aplicación informática es capaz de parir lo que supone el legislador. Veamos, sino he leído mal y entendido peor, en una única diligencia de ordenación redactada con ese lenguaje claro y sencillo de los informes del Ministerio de Justicia deberé ordenar
-el requerimiento al demandado para que el plazo de diez días, desaloje el inmueble, pague al actor o, en caso de pretender la enervación, pague la totalidad de lo que deba o ponga a disposición de aquel en el tribunal o notarialmente el importe de las cantidades reclamadas en la demanda y el de las que adeude en el momento de dicho pago enervador del desahucio

-informarle que en otro caso puede comparecer en el juzgado y alegar sucintamente, formulando oposición, las razones por las que, a su entender, no debe, en todo o en parte, la cantidad reclamada o las circunstancias relativas a la procedencia de la enervación.
-comunicarle el día y la hora que se hubieran señalado para que tengan lugar la eventual vista, para la que servirá de citación, y la práctica del lanzamiento.
-informarle que en caso de solicitar asistencia jurídica gratuita, deberá hacerlo en los tres días siguientes a la práctica del requerimiento.
- apercibirle que, de no realizar nada de lo anterior, se procederá a su inmediato lanzamiento, sin necesidad de notificación posterior, así como de los demás extremos comprendidos en el apartado siguiente de este mismo artículo.
- apercibirle que, de no comparecer a la vista, se declarará el desahucio sin más trámites y que queda citado para recibir la notificación de la sentencia que se dicte el sexto día siguiente al señalado para la vista.


Obsérvese que en la diligencia se señala juicio y día de lanzamiento, este último un mes después de aquel y quedémonos con estos datos, por lo que ahora veremos.


-Si el demandado no atiende el requerimiento de pago o no comparece para oponerse o allanarse, se dicta decreto dando por terminado el juicio de desahucio y dará traslado al demandante para que inste el despacho de ejecución, bastando para ello con la mera solicitud.


Supongo que no habrá pronunciamiento de costas – se trata de un monitorio- y que podría entenderse como “mera solicitud” la formulada por “Otrosi” en la demanda ya que en otro caso nos jugamos una interpretación literal del artículo 548 LEC y una sorpresa en el descanso del partido. Hasta aquí muy bien, pero ¿a qué viene luego ordenando el artículo 440.4 LEC que “en todos los casos de desahucio, también se apercibirá al demandado en el requerimiento que se le realice que, de no comparecer a la vista, se declarará el desahucio sin más trámites”? ¿no habíamos quedado en que por el transcurso del plazo sin comparecer hay desahucio por Decreto (artículo 440.3 LEC)?.


-Si el demandado atiende el requerimiento en cuanto al desalojo del inmueble (o sea, se va del piso) sin formular oposición ni pagar la cantidad que se reclamase, el Secretario judicial lo hará constar, y dictará decreto dando por terminado el procedimiento respecto del desahucio, dando traslado al demandante para que inste el despacho de ejecución, bastando para ello con la mera solicitud.


Ignorando el medio por el voy a conocer que el demandado se va del piso y lo que tengo que hacer constar, ¿quiero esto decir que no habrá lanzamiento, ni la diligencia de los desperfectos del artículo 703 LEC?. Fijémonos en la singular técnica de la diligencia de constancia, en desuso y que nos sirve – mejor dicho, al Legislador- para atribuirle al Secretario Judicial una nueva competencia: la de documentar en el proceso desalojos virtuales.

Ni que decir tiene que la entrega de llaves en los Juzgados es equivalente a la nada (la jurisprudencia y sus posesiones son otra cosa que no nos afecta), por lo que desde esta tribuna se ruega que quien esté tentado de aceptar el llavero se lo piense una vez (no hace falta más para rechazarlas). Si es el demandante – como hasta la fecha suele- el que comunica al Juzgado que el demandado ha desalojado la vivienda, no veo reparos a la constancia y al posterior decreto.


-Si el demandante se opone a la enervación por no cumplirse los requisitos, se citará a las partes a la vista prevenida en el artículo 443 de esta Ley, tras la cual el Juez dictará sentencia por la que declarará enervada la acción o, en otro caso, estimará la demanda habiendo lugar al desahucio.


No se citará a nadie a nada, porque ya estarán citados, notificados, emplazados y lanzados en la primera diligencia, con lo que será una oposición a la nada (solo habrá una comparecencia del demandado) o lo que es más probable, el pago se producirá dos minutos antes de la vista. En otro caso, bastará una simple diligencia de ordenación teniendo por opuesto al demandante. Y la sorpresa antes indicada:
Artículo 548 LEC


No se despachará ejecución de resoluciones procesales o arbitrales dentro de los veinte días posteriores a aquel en que la resolución de condena sea firme, o la resolución de aprobación del convenio haya sido notificada al ejecutado.


¿Firmeza?, ¿de los Decretos que hay que dictar en estos juicios tan ágiles y acelerados? y ¿con la fecha de lanzamiento puesta en la primera diligencia de ordenación?. Interesante dislate. Lástima que siempre los suframos los mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.