ACME patrocina los desahucios de la Ley de agilización procesal.

La nueva redacción de los artículos 22 y 440 LEC no solo demuestra el nivel medio del Legislador en conocimientos teóricos y prácticos, sino que nos comienza a introducir – otros dirán que llevamos años en esa frontera- en terrenos donde campa la inseguridad jurídica como fuente y, si me apuran como principio general del derecho.

El espíritu de la modificación es el de la añorada ACME – desahucios correcaminos y lanzamientos con dinamita-, pero esa rapidez hay que ponerla en papel, en forma de resolución que no parezca una manta y, que sea más o menos comprensible para el Juzgado y todos los que vienen detrás, comenzando por los Abogados y, ahí la reforma parece aquel barco lanzado y en dos segundos, hundido con el que se inauguró la EXPO de 1992.

El modelo de DECRETO de admisión a trámite de la demanda que insertó más abajo, tiene pendientes algunas cuestiones que se han pasado por alto (por bajo o en medio, hubiera dado igual) y que apunto aquí para próximas reformas; sírvanos como cláusula de estilo, lo de otra reforma, porque no estoy provocando al nuevo Congreso de los Diputados. ¿Por qué el DECRETO?. Seguimos teniendo una demanda de juicio verbal y hay que señalar juicio y lanzamiento, con lo que no vale la diligencia de ordenación de cualquier otro monitorio.

Y las notas:

1.- No podemos resolver el contrato de DESAHUCIO en el DECRETO, eso solo puede hacerse en una SENTENCIA.

2.- No habrá condena en costas en los DECRETOS que terminen la fase monitoria del DESAHUCIO.

3.- No hay que CITAR A JUICIO después de la oposición, ni librar ninguna CÉDULA.

4.- El demandado, si quiere oponerse, necesitará Abogado y Procurador.

5.- Parece necesario el señalamiento de dos fechas de lanzamiento, que no serán reales porque se ignora cuando se realizará – y si se hace- el requerimiento.

6.- No hay demanda de ejecución (solicitud) y no podrá aplicarse el artículo 220 LEC (rentas que se devenguen hasta la recuperación de la posesión), que quedará limitado a la sentencia.

7.- Tampoco será aplicable la novedosa “firmeza” del artículo 548 LEC. La ley habla expresamente de “resolución de condena” y esta solo podrá ser una sentencia o un auto y, forzando los términos, un decreto que haga pronunciamiento sobre las costas. Con lo que acotamos la necesidad de una exégesis lógica a la ejecución del desahucio.

Comentarios

  1. Antes de todo, felicitarte por tu excelente Blog.

    Quería agradecerte el esfuerzo y trabajo que supone crear y, sobretodo, mantener un blog actualizado.

    Respecto al Decreto de admisión que expones me parece muy completo y que recoge todos los señalamientos y advertencias que debe tener. No obstante, soy de la opinión que, no es necesaria la presentación de depósito para poder, en su caso, recurrir en reposición una resolución del Secretario Judicial.

    Saludos.

    Xavi.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por los comentarios. Y, sin embargo el Decreto tiene algunos defectos que me han comentado y que voy a rectificar en otro comentario.

    Sobre el depósito esa es la opinión general, que no hace falta el depósito.

    Alberto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.