16 agosto 2011

Interpretación gramatical de la reforma procesal.

A mí no se me hubiera ocurrido y lejos de cualquier crítica aplaudo la decisión del Juzgado de lo Mercantil número de 3 de Barcelona de plantear esta clase de conflictos, para ver sí de una vez alguien recuerda las reglas básicas del español y dejamos de emplear – sobre todo en el Parlamento- el corrector de textos de Microsoft como la novena maravilla del mundo. El citado Juzgado de Barcelona en una reclamación de la SGAE (eludo cualquier comentario sobre dicha organización porque no toleran ciertos chistes, aunque cobren por los de otros) estimó que, tras la reforma del artículo 813 LEC por la Ley 13/2009, carecía de competencia objetiva para conocer del juicio monitorio, al haber sido atribuida, por dicho precepto reformado, a los juzgados de primera instancia. El Juzgado no ponía en duda la naturaleza mercantil de la reclamación
ya que la razón :

que propone el auto apelado para declinar la competencia objetiva a los juzgados de primera instancia es la redacción del art. 813.1º LEC, que lleva por título "Competencia", tras la citada reforma:"Será exclusivamente competente para el proceso monitorio el Juzgado de Primera Instancia del domicilio o residencia del deudor o, si no fueren conocidos, el del lugar en que el deudor pudiera ser hallado a efectos del requerimiento de pago por el Tribunal, salvo que se trate de la reclamación de deuda a que se refiere el número 2º del apartado 2 del art. 812, en cuyo caso será también competente el Juzgado del lugar en donde se halle la finca, a elección del solicitante".Con anterioridad a esta reforma, el precepto disponía, bajo el mismo título, que "será exclusivamente competente para el proceso monitorio el Juez de Primera Instancia del domicilio o residencia del deudor...". El auto apelado entiende que la reforma hace hincapié en que la competencia objetiva para conocer este tipo de procedimientos se atribuye a los juzgados de primera instancia, no a los mercantiles, una vez creados éstos, que no lo estaban al promulgarse la LEC 2000.


a) GRAMATICAL. "Juez" de Primera Instancia deja de ser una expresión precisa, porque el Secretario judicial también integra el órgano jurisdiccional y adopta decisiones en el marco del proceso monitorio, apareciendo así como más correcta la de "Juzgado" de Primera Instancia. Se trata de una precisión terminológica que, con motivo de las necesarias adaptaciones procesales a la nueva Oficina judicial, ha considerado necesario introducir la Ley 13/2009.

b) SISTEMATICA. El precepto reformado, ni antes el precepto originario, introduce una regla en materia de competencia objetiva dentro del orden jurisdiccional civil, sino únicamente territorial (estableciendo el fuero del domicilio o residencia del deudor, u otros alternativos), porque la norma no tiene por qué ocuparse de la competencia objetiva, ya que de esta cuestión se preocupa la norma de rango orgánico, esto es, la LOPJ, en su art. 86 ter, el cual no adopta como criterio de distribución competencial a favor de los juzgados mercantiles el determinado por el tipo o clase de procedimiento en el que se ejercita la correspondiente acción , pretensión o reclamación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.