¿Secretarios Judiciales, Directores de Servicios comunes ó Jueces de lo Procesal?.

JOSÉ LUIS BENITO en un reciente artículo reabrió un debate sobre el ignorado destino de los Secretarios Judiciales. Si faltan Jueces, se transforma la fe pública judicial, los Secretarios Judiciales no pueden ejercer la jefatura de personal y los Servicios Comunes no pueden absorber a todos los miembros del Cuerpo en puestos directivos, la reconversión, con entrada en la Carrera Judicial, parece justificada.

Línea de pensamiento que ya encontramos en GIMENO SENDRA, para quien la revolución tecnológica en el ámbito de la justicia, unido a la instauración de la oralidad en el proceso civil han ocasionado el decaimiento de importantes funciones del Secretario judicial, tales como sus potestades de instrumentación, fe pública judicial, ordenatoria y de impulso judicial que han de ocasionar, más tarde o más pronto, una reconversión del Cuerpo de Secretarios.

Cito ahora literal:

“Y es que, si en nuestro país es una realidad incontrovertible la insuficiencia de Jueces, si la instauración de la nueva oficina judicial ya no justifica la existencia de un Secretario por cada Juzgado o unidad de apoyo, ¿por qué, a través de un concurso restringido, no se permite a los Secretarios, que así lo deseen, convertirse en Jueces o Magistrados?... “Esta solución me parece más racional y económica que ampliarles, en nuestra actual justicia oral, sus «competencias», lo cual puede, en la práctica, traducirse en una fuente de conflictos entre Jueces y Secretarios y en un incremento de dilaciones indebidas que, en último término, han de sufrir los justiciables”.

Tampoco descubrimos nada nuevo, pues esa reconversión ya se ha producido en otros países con la “gestión procesal”, que consiste básicamente en que un juez de lo procesal – permitan la traducción libre- controle el proceso desde su inicio y lo conduzca a juicio en un plazo razonable. La “gestión” incluye que las partes cooperen entre sí, la identificación desde el principio del hecho debatido, la decisión sobre los hechos que deben ir a juicio, el orden en que deben ser resueltos, estimular el uso de técnicas alternativas de resolución, fijar plazos, considerar si el coste de los actos procesales justifica el resultado que de ellos puede obtenerse, tratar al mismo tiempo diferentes aspectos del proceso y dar las instrucciones necesarias para asegurar que el juicio sea rápido y eficaz.

¿Puede dudarse de la eficacia de esa “gestión procesal”?, ¿contradicen los escritos de JOSÉ LUIS BENITO y GIMENO SENDRA el mejor desarrollo del proceso?. Siempre encontraremos razones en cualquier sentido, pero lo único cierto es que la separación de los Jueces de la oficina judicial para que luego aquellos vayan interviniendo en el trámite cuando lo exija la ley, requiere un nivel de coordinación máximo que es muy difícil alcanzar a medio plazo. Si esto es así, habrá que arbitrar algún mecanismo que relacione el proceso en todas las unidades de la oficina judicial, evitando el trasiego de papeles y los conflictos internos de competencia entre Jueces y Secretarios Judiciales y ese es, en suma, el debate que debe abrirse y que puede solventarse en la forma de reconversión del Cuerpo de Secretarios Judiciales.

Suele ser más cómodo el mantenimiento del statu quo, pero ninguna reforma de la oficina judicial tendrá éxito sin la de la organización judicial y, ésta no consiste en modificar periódicamente el sistema de acceso a la Carrera Judicial o las competencias de los órganos judiciales.

Comentarios

  1. Pocas veces he estado más de acuerdo contigo de lo que lo estoy con lo se colige de tu último comentario. Saludos desde las trincheras -en mi caso, las de Vinaròs-.
    P.s. Se me olvidaba: mi opinión no se ve condicionada por la pertenencia al Cuerpo S.J. de Secretarios Judiciales. Sólo soy parte del mal necesario: los sustitutos.
    Y también se me olvidaba: con fidelidad a tu blog.
    Carlos Avila.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.