El Punto Neutro Judicial y el Auto TS 8-2-2011

El esfuerzo modernizador que llevan a cabo nuestras Administraciones competentes en la materia de la Justicia, ha visto dos éxitos: el Punto Neutro Judicial (en adelante PNJ) del Consejo General del Poder Judicial y la Cuenta de Consignaciones de BANESTO. El resto de los programas – comenzando por todos los Registros del Ministerio de Justicia- son fracasos muy bien vendidos, que colocan al usuario en más de una ocasión al borde del delito y cuya utilidad – en la fase de implantación- se antoja inexplicable. Entre otras razones, porque el usuario es el último que se entera de la novedad telemática. Pero, como diría el clásico, no es cuestión que nos ocupe.

Y del éxito del PNJ hemos pasado al uso abusivo – o al intento- que pretenden profesionales de toda clase y condición, presentando escritos cada dos o tres meses, en el que piden, por mor de la tutela judicial efectiva (ese artículo 24 CE, que nos sirve para fundamentar lo que no tiene ningún otro soporte legal) que le demos al botón y extraigamos la información patrimonial del ejecutado. Ejecutado, al que, por cierto, le hemos concedido un préstamo de unos miles euros, sin verificar domicilio, ni garantías de pago y con un CIF que puede coincidir (o, no) con el real. Evidentemente, tampoco nos ocupa el sistema crediticio hispánico o lo que queda.

Pues bien el Auto TS, Sala 1ª, de 8 de febrero de 2011 (ROJ ATS 1145/2011), resolviendo un conflicto de competencia entre dos juzgados dice:

Cita:

ÚNICO.- El presente conflicto de competencia, de acuerdo con el informe del Ministerio Fiscal, ha de ser resuelto en favor del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de La Almunia de Doña Godina porque el artículo 546.2 LEC establece que una vez despachada ejecución el Tribunal no podrá de oficio revisar su competencia territorial, con la consecuencia de que habiendo despachado ejecución el citado Juzgado de La Almunia de Doña Godina mediante Auto de fecha 2 de enero de 2009 con posterioridad al mismo ya no resultaba posible el examen de oficio de su propia competencia territorial, tal y como se ha reiterado por esta Sala en Autos de 6 de febrero,10 de marzoy21 de septiembre de 2006,9 de junio de 2009 y 6 de julio de 2010 (conflictos 145/06,13/06, 87/06,90/09 y 30/010, respectivamente).

Nada que decir sobre la solución, pero ¿cómo llegamos a ella?. Si resulta que no puede revisarse de oficio la competencia territorial una vez despachada ejecución, pero que hay que despachar ejecución para obtener la información patrimonial del PNJ (entre ellas el domicilio, porque no vamos a intercalar resoluciones intermedias no previstas en la ley), nos queda un estupendo totum revolutum de difícil digestión. O ¿le llamaban agilización procesal con Decretos del Secretaio Judicial?.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.