27 febrero 2011

Sobre la calificación sustitutiva registral solicitada por los Secretarios Judiciales


La CONSULTA 20/2010, inadmite a trámite una consulta relativa a la calificación registral y a su relación con los Secretarios Judiciales. A mi entender y siendo plenamente ajustada a derecho, obliga a cada Secretario Judicial, en el ejercicio de las funciones de ordenación y de documentación del proceso, a solicitar la calificación sustitutiva en los siguientes supuestos:


-Cuando la calificación registral analice la forma en la que se han realizado los actos de comunicación en el proceso (vg. una cosa es que la notificación al cónyuge no se haya realizado o no conste y otra bien distinta, que realizada, se valore por el Registrador y rechace el acceso al Registro porque entienda que deba realizarse de otra forma).


-Cuando la calificación registral analice la actividad del Secretario Judicial, exigiendo el cumplimiento de requisitos formales no previstos en la Ley de Enjuiciamiento Civil (vg. el caso que plantea la CONSULTA 20/10 es paradigmático: el DECRETO de embargo no requiere ningún “soporte” adicional y menos aún, el “acompañamiento” de la orden general de ejecución).

19 febrero 2011

Notificaciones al amanecer: LEXNET y sus incidencias.

Mañanas entretenidas (la de ayer y la anterior) a la búsqueda de la notificación perdida. Tengo poca idea del asunto informático -la formación discontinua del Ministerio siempre va por otro lado -y quizá escriba un listado de inexactitudes y barbaridades de escaso rigor técnico, pero sí solo mandamos texto desde los Juzgados a no sé qué buzón del Colegio de Procuradores, ignoro la razón de tanta parada o colgadura del sistema. Supongo que por el tamaño del archivo no será, ya que no se mandan imágenes, ni películas y hay diligencias de ordenación de dos frases y escasa literatura, pero por alguna causa, llevamos algunas jornadas en las que la mitad del Juzgado logra lanzar al correo sus notificaciones y la otra mitad se queda esperando tiempos mejores.

En INFO LEXNET parece que se publican las incidencias del sistema y digo parece porque no me cuadran las fechas, ni el número de aquellas y por citar un verbigracia, el año pasado varios juzgados de Valencia no pudieron acceder al sistema durante cuatro días seguidos (martes a viernes). La Comunidad y el Ministerio de Justicia estuvieron jugando a la pelota –o, mejor, echándosela a la cara- hasta que el sistema volvió a operar con normalidad y, vinieron detrás las correspondientes disculpas (educados son un rato largo y, entrenados en darte pases de verónica, también). Y, la verdad es que la cosa ha mejorado mucho, porque hasta hace poco tiempo todas las aplicaciones que funcionan en la web (Punto Neutro Judicial, Cuenta de Consignaciones, ARCONTE y LEXNET) se quedaban colgadas en el horario de mayor tráfico (9.00 a 14.00).

Si se trata del colapso del sistema por el número de accesos – que, repito, lo ignoro- no nos costaría nada, por ejemplo, notificar a otras horas y desde ordenadores portátiles, pero sí es por dificultades técnicas, el asunto es de inversión y por ende, de prioridades políticas. Y en este párrafo resumo la reforma de la oficina judicial: la notificación desde ordenadores portátiles fuera de las oficinas judiciales es algo que no se piensa porque los recursos humanos en Justicia no se tocan (desde el Siglo XVI y el Tribunal de la Inquisición) y, la inversión en tecnología nunca depende de los ingenieros de telecomunicaciones, ni de los informáticos.

17 febrero 2011

A esa videoconferencia me apunto (sin sueldo y sin relevación de funciones).

9-12-2002. España, antes que fuera discutida y discutible, participa en la operación “libertad duradera”. Dos buques de la Armada interceptan la ruta del mercante “SO SAN” y una dotación de la infantería de marina lo asalta. Bonita carga: doce misiles SCUD que la democrática Corea del Norte enviaba al democrático Yemen y no sé cuantos convenios internacionales vulnerados. El Gobierno de entonces no se lo comunica a la Audiencia Mundial, Estados Unidos suelta el barco y nuestra gente sigue con sus asuntos. El mundo funciona así desde la primera glaciación y las comparaciones son odiosas.

Otro sí. Un barco sin pabellón (y las malas lenguas apuntan que los pesqueros vascos en Somalía no llevaban pabellón hasta que comenzaron los ataques piratas) es la nada en el mar. No hay soberanía y puede quedarse con el barquito, la carga y la tripulación el primer pirata educado que lo aborde. El “Playa de Bakio” no llevaba pabellón español y del “Alakrana” lo ignoro, pero ha comenzado el juicio.

Cita:

Al término del juicio oral, las partes han renunciado a la declaración de cinco marineros de la Armada y han propuesto a la magistrada Angela Murillo que el capitán de la fragata comparezca por videoconferencia en otra sesión ya que no estará en España hasta mediados de julio. "El problema es que no tenemos en la fragata secretario judicial. Están en alta mar y no hay secretario judicial que pueda estar presente en esa declaración", ha respondido la juez, que se ha comprometido a estudiar la propuesta. El abogado de los acusados, Andrea Chalaris, ha manifestado su deseo de que la declaración del capitán no se demore por el interés de sus representados. "Estudiaremos incluso que la secretaria judicial se vaya a la fragata y se hará de verdad lo que se pueda en favor de la celeridad del juicio", ha remarcado Angela Murillo, que ha concluido que, tras la sesión de este viernes, el juicio del 'Alakrana' se reanudará en abril”.

Por Secretario Judicial a sus ordenes, que no falte, a esa videoconferencia me apunto (sin sueldo y sin relevación de funciones).

15 febrero 2011

Tres aclaraciones en una Sentencia.

Interesante la Sentencia Tribunal Supremo, de 27 de diciembre de 2010, Sala de lo Civil, (número de Recurso: 965/2007) sobre tres puntos de la Ley de Enjuiciamiento. El primero, sobre el que no me extiendo, responde al principio que la ley dice lo que dice y, no lo que pretende el letrado que avala sus escritos con el principio dispositivo y la escolta del artículo 24 CE. Trata de la aportación de los dictámenes periciales en el Juicio ordinario y el análisis del artículo 337 LEC.

Cuestión y solución:

Se alega, en síntesis, que la aportación en la fase de proposición de prueba en la audiencia del juicio ordinario del informe pericial de parte -que se dejó anunciada en la contestación a la demanda- no ocasiona indefensión a la contraparte, su denegación tiene fundamento en una interpretación excesivamente rigurosa del artículo 337.1 LEC, en su redacción vigente por razones temporales, y ocasiona indefensión a la recurrente porque no le ha sido permitido acreditar la existencia de deficiencias en la vivienda adquirida, lo que era necesario para justificar el incumplimiento de los demandantes y la aplicación de la doctrina delaliud pro alio[una cosa por otra] que solicitó en la contestación a la demanda
[…]
Esta Sala no puede tener en consideración la interpretación flexible que propone la recurrente porque: (i) la literalidad del artículo 337.1 LEC, en su redacción vigente por razones temporales, no permite una interpretación distinta a la que se ha quedado expuesta, (ii) el momento preclusivo que establece este artículo lo es en último término, pues la exigencia primera del precepto es que la presentación de los dictámenes se realice «en cuanto [las partes] dispongan de ellos», (iii) corresponde a la diligencia de las partes atender a estas previsiones y también le es exigible a los órganos judiciales una especial diligencia cuando se agota el plazo de presentación para evitar la indefensión de la parte contraria que pueda ser generada por situaciones derivadas de la propia organización de de las oficinas de presentación de escritos, (iv) la hipotética falta de indefensión de la parte demandante, que ha sido alegada por la recurrente, no releva de la carga procesal de dar cumplimiento a un plazo preclusivo, que como tal está afectado por lo dispuesto en el artículo 132 y 136 LEC, y que solo tendrá las excepciones previstas en el artículo 134.2 LEC, en su redacción vigente por razones temporales, para los supuestos de fuerza mayor.

El segundo versa sobre la famosa alegación de indefensión en materia probatoria que se diferencia del “buenos días”, no por las veces que se repite en un Juzgado, sino en que:

Cita:

Es carga de la parte que alega indefensión justificar la existencia de una indefensión constitucionalmente relevante, demostrando que la actividad probatoria que no fue admitida era decisiva en términos de defensa y que hubiera podido tener una influencia decisiva en la resolución del pleito al ser susceptible de alterar el fallo en favor del recurrente (SSTC 157/2000, de 12 de junio, FJ 2 c), 147/2002, de 15 de julio, FJ 4, 70/2002, de 3 de abril, FJ 5, 116/1983, de 7 de diciembre, FJ 3,SSTS de 14 de diciembre de 2007,RC n.º 4824/2000, 30 de octubre de 2009,RC n.º 846/2004, 23 de junio de 2010, RC n.º 320/2005), lo que no ha hecho la recurrente porque no expone de qué manera el informe pericial cuya aportación fue denegada podría haber determinado un fallo más favorable para la recurrente.

La tercera se refiere al también famoso artículo 231 LEC que se interpreta en los siguientes términos:

Cita:

La invocación del artículo 231 LEC, en su redacción vigente por razones temporales, no puede tenerse en consideración porque la subsanación a la que se refiere con carácter general este precepto está referida a los actos defectuosos, pero no a los no realizados, como es el caso (AATS de 18 de enero de 2005, RQ n.º1107/2004,14 de febrero de 2006, RQ n.º 916/2005), la previsión contenida en esta norma no ampara la subsanación de cualquier omisión en que pueda incurrir la parte, lo que sería contrario a la propia esencia de las normas procesales y significaría dejar vacío de contenido el principio de que improrrogabilidad de los términos y plazos para la realización de los actos procesales, indisponibles para las partes y para el propio órgano judicial (AATS de 4 de mayo de 2005, RC n.º 378/2002,18 de septiembre de 2007, RC n.º 1597/2004).