03 octubre 2010

Las cesiones de remate de inmuebles: ¿otra forma de gastar papel?.

La regulación de las subastas civiles, paradigma de un legislador anclado en no se sabe qué siglo de la era cristina, tiene un par de cientos de mejoras pendientes; entre las que incluyo la posibilidad de echar de Sala al subastero que pretende subir la puja de euro en euro, que de todo hay en la viña del Señor.

El subastero, por lo menos, no te da más trabajo del estrictamente necesario, pero con las cesiones de remate que nos estamos tragando, de sociedades respetables, la cosa cambia. La Caja de Ahorros viene del brazo de su inmobiliaria, que ha consignado en la cuenta del Juzgado el importe del 30% del precio del inmueble. Sin la consignación, no hay derecho a participar en la subasta y la cantidad puede ser considerable si tenemos en cuenta que son muchos los Juzgados vendiendo cada día (hagan cuentas de un verbigracia: 30% de 200.000,00€ en varias subastas).

Aparecido el tercero –la inmobiliaria, que suelta del brazo a la Caja de Ahorros en cuanto se abre la puja- hay puja por un precio que se trae en un fax, la Caja asiente y fin del primer acto. Aclaremos que por mor de ese legislador civil al que le cuesta entender el asunto – quizá, porque en la Universidad nadie sabe lo que es una subasta- si solo aparece el ejecutante (vendedor-acreedor) no hay puja. En este caso se cierra el telón cuando la inmobiliaria consigna en el Juzgado la diferencia entre la cantidad que consignó y el precio por el que se ha quedado el inmueble.

Hay un segundo acto que mosquea. La Caja se queda con el inmueble en la subasta y luego le cede el remate a la inmobiliaria, pidiendo ésta que el Juzgado le devuelva el importe de la consignación hecha para tomar parte en la puja. Dejando al margen el mareo de la cuenta y el absurdo movimiento de papel que provoca las dos sociedades del mismo grupo, nadie ha sabido explicarme dónde está el truco, seguiré buscando.

Otrosi: en la justicia española no se utiliza el mazo/martillo en Sala.

3 comentarios:

  1. Una pista: valoración de activos de los bancos...

    ResponderEliminar
  2. Lo había pensado. Con la venta a la inmobiliaria supongo que cubren la pérdida del activo y que el Banco de España no se ponga serio, pero ¿siendo empresas del mismo grupo autorizan tal artificio contable?.

    ResponderEliminar
  3. No sólo eso, sino que, a veces la inmobiliaria no consigna, sino que presenta un aval del propio banco...Ingeniería financiera 100% (de zapatillas de ir por casa pero que, al parecer, es una práctica generalizada, y les funciona)

    ResponderEliminar

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.