Moviendo papel, que es gerundio (los embargos de sobrante).

El embargo de sobrante o, de lo que sobra en otra ejecución después de haberse saciado el acreedor con su principal, sus intereses de segundo y sus costas de postre, es una figura prevista por el legislador civil en el artículo 611 LEC para evitar que la agilidad del deudor, en forma de doble salto y alehop, le sustraiga de la acción de la justicia. Se trata, en resumen, que el acreedor que no ha llegado a tiempo al patrimonio del deudor, pueda satisfacer su crédito o, parte del mismo.

Pero el legislador no contaba con dos elementos que han trastornado la figura. El primero, propio de esa filosofía espartana, que no ateniense, imperante hoy en juzgados y tribunales, es el de “don conozco mis derechos”, que alumbrara magistralmente Oriana Fallaci y que consiste en convertir al Juzgado en una agencia de recobros por mor del artículo 24 Constitución Española. El segundo, afecta a la visión y como patología, excede el ámbito del derecho y me preocupa. La focalización parcial de la norma supone que el sujeto afectado solo pueda leer un artículo, pero no sus concordantes y así requiera, una y otra vez actuaciones judiciales, que permite una norma, pero que impiden o limitan otras.

La relación entre el artículo 611 LEC y los dos elementos que refiero en el párrafo anterior, solo produce movimiento de papel. Nada más. Y, viene esto al cuento porque después de perseguir infructuosamente una acumulación de ejecuciones (sres. letrados, toc, toc, el Secretario Judicial tiene también el tratamiento de SSª y dicta decretos y diligencias de ordenación ya ven), esta mañana me han pedido urgentemente un embargo de sobrante de prioridad DEFCON 1 y sí hay resistencia – que la hay- a la acumulación procesal por la focalización parcial que antes describía, corramos con las consecuencias, pero dejemos en paz a la agencia de recobros, perdón al juzgado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Felicidades y gracias.

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

La nueva jura de cuentas y su impugnación.