01 septiembre 2010

Diez causas del colapso judicial: realidades y ficciones (V)


Termino una novela de Torcuato Luca de Tena, “Sr. Ex Ministro”, 533 páginas en una edición de bolsillo de Planeta y un solo “de que” (sorprendente). Dos historias paralelas, la de los personajes y la de España, desde los años cincuenta hasta el entierro de Franco, muy bien escritas y de las que algo puede aprenderse. “La política es hacer posible lo necesario”, le dice uno de los personajes a otro, pendiente de ser nombrado ministro, en un diálogo políticamente incorrecto y del que no refiero más, para no contradecir la doctrina televisiva en la materia.

Los próximos episodios nacionales, si se escriben y no requiere previa aclaración el término “nacional”, reflejaran un dialogo bastante diferente, en el que un personaje le dirá a otro, (pendiente de ser nombrado para quince cargos distintos): “la política es hacer posible lo innecesario e imposible lo necesario”. Juego de palabras que atiende a otro de los nuevos principios generales del derecho (el del papel lo aguanta todo) y que ha tenido a bien respetar la Consejera de Justicia de Cataluña Montserrat Tura i Camafreita, en un artículo publicado el día 30 de agosto que se titula Indignación democrática.

En la “hora grave” que denuncia la autora estar viviendo, describe la manifestación del pasado 10 de julio como una muestra de “indignación democrática por la decisión de un tribunal deslegitimado que cuestiona aspectos sensibles del Estatut pero, sobre todo, por las actitudes contrarias a la legítima aspiración de Cataluña de incrementar su nivel de autogobierno”. En otras palabras: hora grave porque un Tribunal del Estado, aplicando el derecho en vigor, resuelve sobre la legalidad de una norma aprobada por una Comunidad Autónoma. Perdonen la redundancia: ¿hora grave porque el Estado de Derecho no se ha transformado en el Estado del Mito?.

Difícil, muy difícil, que sin ver la realidad atajemos las fallas de la Administración de Justicia y comprenderán que si aparecen realidades paralelas prioritarias en forma de mitos o espíritus (laicos, aclaro), no queda otra que seguir acumulando papel en las mesas y, unidades judiciales nuevas (juzgados y tribunales) en pueblos y ciudades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.