Es país de sorpresas: insisto, paren la nueva oficina judicial, hagan el favor.


Curiosa la forma de incentivar al empleado público, trabajador público o funcionario, encargado de llevar adelante (a empujones, vamos) la reforma de la justicia española. Dos siglos a la búsqueda de la organización que nos saque de la inquisición (entiéndase, de la organización de los tribunales españoles que es la propia de la inquisición y a mucha honra, conste) y, cuando la encontramos se nos muere en el camino del BOE al Ministerio de Justicia; o sea, por lo que recuerdo, desde la Calle Trafalgar a la Calle San Bernardo, las dos en Madrid.

El Decreto progresista de incautaciones de sueldo – hubieran bastado congelaciones reales hace un par de años y no confluencias cósmicas a uno y otro lado del Atlántico- oculta la imposibilidad real de dotar presupuestariamente lo que lleva camino de ser un invento. La Nueva Oficina Judicial (NOJ) del año 2003 ya se ha quedado sin la N (Nueva) y queda poco de la O (Oficina) con lo que volvemos al futuro de la J(Judicial). Parece que a los compañeros del Colegio Nacional y de la Unión Progresista les importa el futuro del asunto (un invento con seis años no puede ser considerado como tal), a quien esto suscribe nada. Y cuando escribo nada, es nada. Más aún, es que tampoco me importa o interesa que los Jueces quieran cargarse el asunto o el invento éste de la NOJ (recuerden, sin N y O); al contrario, entendería ilógico y contra natura otra cosa y, no porque sean una casta o un grupo de corporativistas al acecho de una abuelita que intenta cruzar sola un paso de peatones, sino porque quien resuelve debe tener mando en plaza: como suena y se lee.

Una última acotación para evitar malas exégesis que de todo hay en las Universidades del Señor. Quien resuelve debe tener mando en plaza, pero quien resuelve o sea, Jueces y Secretarios Judiciales, porque la responsabilidad es inherente al mando y no conozco un solo caso en sentido contrario. Referencia expresa, por si no se ha entendido a los acuerdos entre el Ministerio de Justicia y los Sindicatos y entre éstos y las Consejerías de Justicia y, a los Catedráticos de Universidad y a la Hacienda y a los plurales asesores y a cualquier otro u otra en análoga posición.

Comentarios

  1. en realida está parada lo que pasa es que no lo van a anunciar , llevamos así desde el 2.003 y con la que se avecina y sin un euro que gastar ahí estaremos los secreatrios , con nombre y sin mando

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.

Entradas populares de este blog

El recurso de revisión contra las resoluciones del Secretario Judicial.

El embargo de las cuentas bancarias en las que se ingresa el sueldo o pensión.

El derecho de los ocupantes a permanecer en el inmueble.