05 abril 2010

El Tribunal Supremo y ¿las notificaciones del Secretario Judicial?



La Sala 3ª del Tribunal Supremo está abriendo una senda, en varias sentencias que luego se recogen, en la que mezcla la responsabilidad disciplinaria del Juez – objeto del análisis y del pronunciamiento- con el régimen de notificaciones del proceso (sin distinción) y, por ende, con la posible responsabilidad del Secretario Judicial, estableciéndose una relación directa entre la omisión – la falta de notificación- y la conducta del Secretario Judicial del órgano afectado.

El “totum revolutum” llega al extremo de atribuir al Secretario Judicial “la ejecución de los actos de comunicación judicial” (STS 3 de junio de 2.009) como si este funcionario fuera el encargado de la “práctica material” del acto, cuando es lo único cierto que en el artículo 152.1 LEC se prevé que los actos de comunicación se realicen bajo la dirección del Secretario judicial, que será el responsable de la adecuada organización del servicio y se ejecuten por los funcionarios del Cuerpo de Auxilio Judicial y por el procurador de la parte que así lo solicite, a su costa, con la responsabilidad inherente a tales funciones en el artículo 168.1 LEC. Pero no puede ir más allá, aunque el Tribunal Supremo se empeñe en lo contrario.

Estas son las sentencias

Sentencia de la Sala 3ª del Tribunal Supremo, Sección 8ª, de 15 de abril de 2.009 (ROJ STS 2296/2009)

Planteado en tales términos el recurso, no puede prosperar porque como se deduce de los artículos 414 y siguientes de la LOPJ, tratándose de la responsabilidad disciplinaria de Jueces y Magistrados su ámbito subjetivo se limita a estos y en este caso la conducta denunciada no puede ser atribuida al titular del Juzgado de lo Penal nº 14 de Madrid, porque por parte de la Secretaria del Juzgado, a quien competía la función de que se llevase a efecto las notificaciones, se impulsó con suficiente diligencia esta actividad, a través de los tres intentos que resultaron fallidos por causas ajenas a sus posibilidades de actuación, en cuanto que se originaron en sendos traslados penitenciarios, lo que obviamente excluye cualquier indicio de responsabilidad disciplinaria del Juez, ni siquiera desde la perspectiva de la atención por parte de éste a que el deber de notificación de la sentencia fuese debidamente cumplimentado, a la vista de que en este aspecto tampoco es apreciable signo alguno merecedor de reproche en la propia conducta de la Secretaria del Juzgado.

Sentencia de la Sala 3ª del Tribunal Supremo, Sección 8ª, de 3 de junio de 2.009 (ROJ STS 3693/2009)

Ahora bien, independientemente de la obligación del titular del órgano judicial de garantizar el buen funcionamiento de éste, la ausencia de una notificación por parte de un Juzgado no es susceptible de generar responsabilidad disciplinaria en su titular, salvo que dicha disfunción, caso de concurrir, fuera tan frecuente o común como para afirmar la existencia de un defectuoso funcionamiento del órgano jurisdiccional imputable a su titular como último responsable del correcto funcionamiento del servicio, pero no si se trata de un hecho aislado y puntual, insuficiente por tanto para integrar cualquiera de las faltas disciplinarias que resultan de aplicación a Jueces y Magistrados que es precisamente lo que aquí sucede. A lo anterior hay que añadir que la ejecución de los actos de comunicación judicial, entre los que se encuentran las notificaciones de las resoluciones judiciales, es competencia del Secretario Judicial, en virtud de lo dispuesto en el artículo 152 LEC pudiendo éste incurrir en una responsabilidad disciplinaria, que en ningún caso sería exigible ante el Consejo General del Poder Judicial, cuyas competencias sobre el particular se limitan a los Jueces y Magistrados.

Sentencia de la Sala 3ª del Tribunal Supremo, Sección 8ª, de 9 de junio de 2.009 (ROJ STS 3674/2009)

Por otro lado, la falta de notificación del antedicho Auto de sobreseimiento provisional tampoco puede determinar una reapertura de las información previa sustanciada por el Consejo puesto que, aún en el caso en que concurriera, únicamente sería atribuible al Secretario del Juzgado, no siendo, por tanto, susceptible de generar una responsabilidad disciplinaria en su Juez titular, que es la única que puede ser examinada por la Comisión Disciplinaria del Consejo, tal y como ya señaló esta Sala en Sentencia de diez de marzo de 2003, recurso nº 440/2001.

Sentencia de la Sala 3ª del Tribunal Supremo, Sección 8ª, de 26 de febrero de 2.010 (ROJ STS 832/2010)

A mayor abundamiento y en la línea que señala el Abogado del Estado, tampoco cabría imputar ninguna falta de diligencia al titular del Juzgado denunciado derivada de la ausencia o defectuosa notificación de una resolución judicial ya que, aún en el caso en que concurriera, únicamente sería atribuible al Secretario del Juzgado, no siendo, por tanto, susceptible de generar una responsabilidad disciplinaria en su Juez titular, que es la única que puede ser examinada por la Comisión Disciplinaria del Consejo, tal y como ya señaló esta Sala en Sentencia de diez de marzo de 2003, recurso nº 440/2001.

6 comentarios:

  1. Pero entonces de todos los adjetivos de los jueces en el 117.1 CE (independientes, inamovibles responsables y sometidos unicamente al imperio de la ley) ¿a parte de inamovibles cual es el que mejor concuerda con la realidad?

    Esto si que es hacer cuerpo (y diana en la espalda tonta y útil del SJ).

    ResponderEliminar
  2. CON ESTOS ADOBES, REFRACTARIOS A LA RESPONSABILIDAD PERO MUY PERMEABLES AL VICTIMISMO, SE FORMA EL IDOLO DE BARRO DE LA MAGISTRATURA.

    ResponderEliminar
  3. Si se asume una funcion, como es la de organizar un servicio, se asume la responsabilidad de su buen o mal funcionamiento. Lo contrario no tiene sentido. El que tiene el poder tiene la responsabilidad.

    ResponderEliminar
  4. Perfecto axioma siempre y cuando la organización conlleve la potestad disciplinaria, que hoy no se tiene. Organización y poder no son lo mismo; de hecho están en las antípodas; otra cosa es la organización, la dirección, la responsabilidad y la potestad disciplinaria y en este punto (de la notificación) cada una va por su lado.

    ResponderEliminar
  5. ¿Quién es el responsable cuando la "Administración" no te da los medios materiales y humanos para organizar y ejecutar las tareas que te confiere la ley?

    ResponderEliminar
  6. Es evidente que los " jefes de la banda" proporcionaran a los fedatarios, una P.D.A. de última generación o Blackberry multifunción con servicio de internet on line para que puedan cumplir con sus múltiples funciones y puedan dar fe posteriormente del acuse de recibo en los registros de estos artefactos o debemos entonar todos el Mª Luz forever & never?.
    ¿... A la espera de la rotura del hilo de la espada de DAmocles o cuando me caerá la condena...?
    Sinónimo o Anónimos qué más da...

    ResponderEliminar

Gracias por participar. Si no lee una respuesta a la cuestión o pregunta que formula ruego me disculpe, tengo algún problema con la aplicación que estoy tratando de solucionar.